Ovación

El Sala falló en las dos áreas

Cayó por 2-0, en el marco de la 2ª fecha de la Primera D. Y así dejó una gran oportunidad de confirmar el gran arranque de campeonato del fin de semana pasado con el triunfo sobre Central Ballester como visitante.

Domingo 22 de Marzo de 2015

Apenas sonó el pitazo final en el José Martín Olaeta se respiraba desazón. También corrían aires de frustración. Porque Argentino acababa de recibir un durísimo cachetazo. Pese a haber sido claramente superior a Claypole se quedó con la manos vacías. Cayó por 2-0, en el marco de la 2ª fecha de la Primera D. Y así dejó una gran oportunidad de confirmar el gran arranque de campeonato del fin de semana pasado con el triunfo sobre Central Ballester como visitante.

En el fútbol muchas veces poner sobre la mesa la clásica discusión sobre los merecimientos es sinónimo de entrar en un campo intransitable. Porque a la hora de jugar por los porotos no importa quién hizo más por ganar, sino quién se quedó con la victoria. Pero en esta oportunidad hay que poner blanco sobre negro. Sería totalmente injusto hacer la vista gorda a esto porque Argentino fue claramente superior a su rival.
Desde el arranque el conjunto dirigido por José Previti salió a buscar el triunfo. Se adueñó de la pelota y arrinconó a un rival que sólo atinó a aguantar y a apostar a que le quede una pelota Sebastián Milano, el único delantero que puso el técnico Diego Piñero.

Argentino llegaba con peligro y recuperaba la pelota rápido. Con esa ecuación generó ataques con profundidad. Pero se diluían cuando había que dar el último pase.

En la primera mitad, Argentino tuvo dos jugadas de gol. Y si la pelota no terminó en el fondo del arco se debió a las extraordinarias respuestas del arquero Sergio Meli, quien fue la figura del partido.

A los 26’ frustró el festejo del lateral Julián Mariatti. Sacó una la pelota al córner luego de un remate rasante del defensor tras una jugada de pizarrón. Y a los 38’ voló hacia su derecha para despejar la pelota hacia el fondo de la cancha tras la definición del delantero Carlos Díaz, quien había quedado solo tras un contraataque. Pero todo lo bueno que hizo el local se desvaneció en la primera chance de la visita. Porque Milano tuvo una a los 48’ y la aprovechó. Tras una contra le ganó la posición al zaguero Mauro Bearzotti y aprovechó el rebote que dio el arquero Luciano Andrada tras su primer remate.

A partir de ese momento el partido mutó. Argentino se cargó la mochila de la obligación y eso lo sacó de órbita. Intentó, fue y metió pero nada le dio resultado ante un rival que se aferró a la ventaja. Sobre el final se dio una de las lógicas del fútbol. Porque el local de tanto ir quedó desprotegido y Claypole, a los 89’, cerró el partido con el volante Matías Cejas.
Fue el golpe letal para el Sala, que no supo acertar y recibió un tremendo cachetazo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS