Ovación

El revivir del tenis de mesa

Hay varias promesas en la selección y el exterior y escuelas donde los chicos aprenden el juego.

Miércoles 29 de Noviembre de 2017

El tenis de mesa en Rosario se está despertando de una larga somnolencia que lo atrapó en la década del 90. Se despereza al compás del rebote esa pelotita mínima y escurridiza de apenas 2,8 gramos y va sumando jugadores de todas las edades, de ambos sexos y con alto nivel competitivo. Así describió el presente de este deporte en la ciudad, el integrante del cuerpo técnico de la selección nacional, Damián Rajmil, de 41 años y jugador desde los 8 años, por herencia paterna. El diálogo con Ovación se dio en una jornada de entrenamiento entre varias mesas de la Asociación Japonesa (Iriondo 1035), uno de los espacios donde entrena Rajmil además del club Gimnasia y Esgrima (GER), y donde funciona la asociación madre de este juego olímpico que los profanos tildan de "jueguito" y llaman ping pong.

"Hay un centenar de jugadores en la ciudad y unos 200 en la provincia, van desde los 8 hasta 75 años, aunque la franja más competitiva es la que juega entre los 16 y los 35", dijo Rajmil antes de apuntar a algunas de las grandes promesas locales, algunas de las cuales ya incursionan con las paletas por el mundo.

Nombró a Tomás Hoffe, de 19 años, seleccionado juvenil que participó del Mundial en Sudáfrica en el 2016 y que ahora está jugando en una liga de Alemania y a Nicolás Galvano, quien también vistió la albiceleste, pero actualmente entrena en Portugal y compite en España. También nombró a dos pibas que se las traen: a su hermana Muriel Rajmil, de 16 años, seleccionada juvenil, y preseleccionada a los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 (ver aparte) y a Valentina Parola, de 15, seleccionada infantil 2017.

El próximo 9 de diciembre, tanto Galvano como Rajmil, participarán del Sudamericana Mayores en el Cenard (Buenos Aires) donde también tendrá lugar el Abierto de la República. Y en el mismo mes también habrá juegos selectivos para el 2018, y quien se sumará a la competencia con miras de entrar a la selección juvenil es Tomás Riestra.

Algo característico en un par tido de tenis de mesa, que dura aproximadamente entre 20 y 40 minutos, es ver las cabezas del público que se mueven incesantes como si dijeran "no". También es común ver a los tenismesistas como poseídos en gestos de suma precisión, tal el caso del saque: hay que tener en cuenta que la mano que arroja la pelota no debe estar a una altura superior a los 16 centímetros, algo que requiere casi control oriental. Pero además a los tenistas se los ve transpirando las camisetas como si corrieran en una cancha de polvo de ladrillo y no en un espacio contenido. Más maña que fuerza es lo que impera en este juego que es potencia en China.

"Este deporte requiere de movimientos muy coordinados, sensibles y a mucha velocidad, implica motricidad fina y mucha concentración, técnica y táctica, por ejemplo, al sacar, hay que lograr buen efecto para engañar al oponente. Todo eso obliga a estar muy entrenado físicamente, más en el alto nivel ", explicó el entrenador, a pocos metros de quienes trotaban alrededor de la mesa antes de iniciar el partido.

Se juega tenis de mesa en la Asociación, pero también en GER, en el club Unión y Progreso y en la Universidad Nacional de Rosario (UNR). La ciudad está entre las cuatro mejores plazas del país, codo a codo con Buenos Aires, Mendoza y Chaco. Pero convencidos de que la importancia de revivir al tenis de mesa está en el semillero, desde la asociación local, que preside Gabriel Riestra, y la secretaría de Deportes de la Nación, se impulsaron entidades de iniciación deportiva. Una funciona en la escuela provincial Juan Arzeno (Ovidio Lago 1064) y otra, en el colegio privado Natividad del Señor (Mena 2284).

"El arranque se da a los 7 años y en una de las escuelas hay un taller en 3er. grado. Nos falta más actividad en las escuelas: estamos recién empezando. En China es deporte nacional y se juega en todos lados, por eso el buen rendimiento, indiscutido", dijo Rajmil, quien apuntó a Ma Long, de 29 años, como el número uno del ránking mundial y a Ding Ning, de 27, como la mujer más destacada.

También Rajmil cree que es importante para el deporte, el apoyo de entidades como el Enard. "Estamos juntando firmas entre los entrenadores, para que no se caiga: a este deporte le posibilitó viajes competitivos, por ejemplo, que de otro modo hubieran sido imposibles", dijo.

Ahora bien, a no creer que a este deporte que muchos consideran un hobby, está ajeno a las lesiones. No. En el alto nivel competitivo las tendinitis de hombros, codos y rodillas están a la orden del día. Para prevenirlas, Rajmil habla de tener en cuenta un "buen calzado" y se refiere así de las zapatillas con suela caramelo. Pero tranquilos, es un consejo para el alto nivel competitivo. Para iniciar basta con "un tubo de seis pelotas, que puede estar entre los 150 y 300 pesos y unas buenas paletas de iniciación en 500 pesos, ojo, no hablo de las de juguete. Esas no", advirtió Rajmil y aclaró que los valores son otros para los profesionales.

Dónde jugar

En la Asociación Japonesa los entrenamientos van de lunes a viernes, desde las 16.30, aunque los martes y jueves comienzan a las 18 y se les prestan implementos a los principiantes. La mesa está servida para quien quiera jugar.

Chicos y adultos pueden comenzar a jugar tenis de mesa o perfeccionar los movimientos volverse un jugador competitivo. Damián Rajmil asesora en el 0341-5939775


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario