Ovación

El resurgimiento de Cacciabue en el equipo de Newell's

El mediocampista vuelve a ser considerado por De Felippe. "Es muy aplicado", dijo el director técnico.

Domingo 11 de Noviembre de 2018

Ordenado, rápido, atento a la marca y con dinámica para ocupar espacios y para el traslado de la pelota. Jerónimo Cacciabue desplegó esas cualidades en el sector medio de la cancha del Cilindro de Avellaneda y es indudable que seguirá en esa posición en el partido de mañana contra Defensa y Justicia. Omar De Felippe destaca del futbolista el "rigor táctico". Es una condición valiosa para un sector neurálgico de la cancha, donde el Halcón de Varela juega con precisión y velocidad.

   La secuela que dejó el clásico, con la salida de Braian Rivero, le abrió la chance de ser titular frente a Racing. Había estado también entre los once en el equipo suplente que derrotó a Argentinos en el Coloso.

El volante no dejó pasar la oportunidad en Avellaneda. Newell's se afirmó en el medio a partir de su despliegue. Fue un reverdecer para el futbolista, que irrumpió en la primera con un gol en la victoria sobre Talleres en la anterior Superliga.

De Felippe asegura que es un futbolista que "presta atención" y asimila las indicaciones que se le dan. "Es un pibe muy aplicado. Juega al fútbol porque le encanta y todos los días trata de crecer", señaló el entrenador. "El otro día con Racing entendió muy bien lo que teníamos que hacer", agregó.

   Por lo general, la pareja de mediocampistas centrales de Newell's se integró con Hernán Bernardello y Braian Rivero. Ocasionalmente jugó Sills. Cacciabue no era considerado. A veces era convocado para estar en el banco de suplentes. Otras ni eso. No jugó hasta la 9ª fecha de la Superliga, ingresando en el segundo tiempo contra Tigre (2-0) en el Coloso.

   Volvió a entrar algunos minutos frente a Estudiantes (0-1) en cancha de Quilmes y fue titular ante Argentinos (2-0), a partir de la decisión de De Felippe de presentar un conjunto alternativo. El juvenil tuvo un rendimiento aceptable. Después de la eliminación en la Copa Argentina, el entrenador sólo hizo una modificación. Lo sacó a Rivero y depositó su confianza en Cacciabue.

   El mediocampista, de 20 años, jugó cuatro partidos en la segunda mitad del año. Apenas en uno fue titular. También fueron cuatro sus presencias en el primer semestre de 2018. Las tres primeras jugó de titular, el día del gol a Talleres y los posteriores discretos desempeños que tuvo contra Boca (1-3) e Independiente (0-1) y que le restaron posibilidades. De Felippe tiene una explicación a lo que le pasó.

   "Se hace mucho problema por las cosas que no le salen bien. A veces eso lo carga de un montón de cosas. Se tiene que tranquilizar. Cuando tiene un error se pone loco y se va un poco de partido. Tratamos de darle tranquilidad y de que si hay un error, que trate de seguir jugando", dijo.

   "Es un chico que siempre nos gustó por su actitud positiva. Tiene mucha personalidad. Eso también me gusta mucho. Siempre intenta jugar y hacer lo que se debe", destacó De Felippe.

   El entrenador destaca a

Cacciabue. Le dio la chance de debutar. Pero no lo utilizó mucho. Prefiere a jugadores formados por sobre los más jóvenes, en especial en la mitad de cancha. "Hay muchos chicos que juegan bien. Me gustaría crear un escenario apropiado para ir volcándolos de a poco", dijo. La campaña de Newell's conspira con esa idea. Entonces, Cacciabue tendrá que aprovechar hasta la mínima chance.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});