Ovación

¿El Real se quiso llevar a Messi?

Según un medio alemán, en 2013 el Madrid habría ofrecido 250 millones de euros por la Pulga.

Sábado 13 de Enero de 2018

Real Madrid estaba dispuesto a pagar la cláusula de Leo Messi en junio de 2013. Un par de meses antes de cerrar el fichaje de Gareth Bale, el abogado del futbolista rosarino de Barcelona informó a su padre, Jorge Messi, de un supuesto interés del club merengue, que pagaría los 250 millones de euros que costaba la cláusula de rescisión.

El medio alemán Der Spiegel fue el que dio detalles sobre la operación. Según la publicación, Florentino Pérez -presidente del Madrid- estaba decidido a desembolsar los 250 millones de euros de la cláusula de rescisión que figuraba en el contrato con Barcelona, en 2013. Desde la Casa Blanca estaban dispuestos a ofrecerle un vínculo por ocho años, con un salario de 23 millones de euros por temporada a la Pulga, más 1 millón de euros extra para su padre Jorge.

En teoría, incluso ya estaba diagramado dónde iba a ser la reunión en la que el rosarino iba a estampar la firma para ser nuevo jugador de Real Madrid: arriba de un avión privado. En el cónclave iban a estar Florentino Pérez, Miguel Pardeza (director deportivo) y un abogado que representarían al equipo capitalino, mientras que Lionel Messi estaría acompañado por Iñigo Juárez, su letrado en aquel momento.

Desde el lado de Real Madrid desmintieron esta versión a la que, por cierto, Leo Messi nunca hizo referencia. Lo que sí hay que decir es que el ídolo del Barsa siempre aclaró que jamás podría vestir la camiseta de Real Madrid.

Hay que mencionar que en noviembre del año pasado y luego de un tiempo de incertidumbre, el capitán del seleccionado argentino extendió su contrato con el club catalán hasta el 30 de junio de 2021 y en la letra chica figura una cláusula de rescisión de 700 millones de euros. Messi dijo que nunca se iría a Real Madrid.


Leo pagó 12 millones al fisco

Según asegura el semanario germano Der Spiegel, el rosarino Lionel Messi pagó 12 millones de euros, en 2016, en concepto de impuestos atrasados al fisco español.

Una revisión fiscal de las cuentas del Barcelona puso a Messi bajo presión justo cuando respondía ante los tribunales por la acusación de evasión fiscal entre 2007 y 2009.

El fisco español, según la misma revista, consideró que una serie de pagos del Barcelona al padre de Messi por concepto de honorarios y a la fundación del jugador debían ser considerados como parte de su sueldo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});