Ovación

El punto no alcanzó pero sirve

Central Córdoba dejó pasar la chance de subirse a la punta, aunque sigue entre los líderes y extendió la racha

Domingo 28 de Junio de 2015

La primera posición estaba tan cerca que obviamente a Central Córdoba le dejó cierta desazón el empate. Pero ese sentimiento se reduce si se piensa que llegó a los 15 partidos sin caídas, se mantiene en una posición expectante y recién comienza la segunda rueda. Razones suficientes para no decaer por el 1 a 1 frente a Argentino de Merlo, que lo dejó como escolta, junto a Argentino de Quilmes y Dock Sud, y a un punto del líder Talleres, claro que estos dos últimos equipos recién jugarán hoy por la 20ª fecha de la Primera C.

   La mano de Leguizamón y el palo derecho para interponerse en el penal de Juan Cano con el resultado 1 a 1 sobre el final del primer tiempo es otra cuestión a tener en cuenta en la valoración del punto. No es posible omitir esa acción, aunque está claro que la localía y un leve predominio charrúa en el balance final abren la duda sobre el conformismo por el resultado.

   La fortaleza anímica del conjunto de Ariel Cuffaro Russo se puso a prueba desde el inicio. En un córner planificado en la semana, Leandro Scorniaenchi la movió afuera del área para que Emiliano Palacios sacara un tiro cruzado que se metió en el ángulo derecho. Golazo, que no amilanó al local.

   El buen desempeño de la delantera charrúa fue la mejor señal de que la igualdad era posible. Fernando Resler le ganó de arriba o aguantando cuantas veces quiso a Néstor López, en tanto Cristian Sánchez tuvo a maltraer con las diagonales a Damián Gutiérrez. Y hasta que estuvo en la cancha, Lucas Moya (ver aparte) fue el que entendió la mejor manera de asistir a Sánchez.

   Antes del cuarto de hora, Central Córdoba empató. Resler la peinó, Sánchez emprendió una corrida veloz, dejó atrás a Gutiérrez y la metió con un remate cruzado. La pelota era del charrúa, aunque existieron desajustes atrás y huecos que causaron preocupación. Y hasta un susto grande cuando Maldonado la punteó y dio en el palo. Ni qué hablar con el penal favorable para la visita a los 41’. Pero Cano se encontró con Leguizamón y el palo.

   El juego más fluido del local fue historia en el segundo tiempo. Intentó y luchó, con poco fútbol. El árbitro Beloso dejó pasar faltas, la mayoría de la visita, y el juego se deslució. Sólo algunas gambetas endiabladas del ingresado Juan Fernández dieron cierto brillo.

   El pie de Cuffaro Russo en un córner que dio en el palo a los 38’ fue la última gran oportunidad de la victoria charrúa. No se le dio. Tampoco es para lamentos. Central Córdoba sigue jugando con un estilo bien definido y metido entre los de arriba.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS