Ovación

El puntero lo mantuvo lejos

River logró un esforzado empate en su visita a Lanús y no dejó que arrime. Y ahora se viene Boca.

Lunes 29 de Septiembre de 2014

La parada seguramente era una de las más difíciles para el equipo de Marcelo Gallardo. Una prueba de fuego. Es que venía de completar entresemana 90 minutos sobre un campo pesado ante el Arsenal de Martín Palermo y ayer cerraba el domingo ante el Lanús de Guillermo Barros Schelotto, dos ídolos de Boca. Y justo en la previa del superclásico del próximo fin de semana. Por eso era necesario mostrar temple, carácter, sobre todo porque si los granates vencían hubieran quedado acechando a un punto. Pero lo dicho, demostró que se es puntero aún empatando, levantando como en Sarandí un resultado adverso y sigue mirando a todos desde arriba. El único que puede quedar al acecho es Newell’s, que si vence hoy a Banfield quedará a 2 puntos y en dos fechas lo recibirá en el Coloso.
River llegaba más cansado a la cita en el sur bonaerense, pero Gallardo puso toda la carne al asador. Sabía que era un riesgo no dar descanso pero no podía permitir que Lanús lo llenara de dudas. En realidad lo hizo cuando a los 36’, Lautaro Acosta enfrentó mano a mano a Barovero y lo sometió con zurdazo abajo, tras una gran acción colectiva y un pase entrelíneas perfecto de Silvio Romero.
River sintió el impacto. Pese a tratarse de un partido intenso, de dientes apretados y no muchas acciones claras de gol, Lanús por eso mismo se empezó a sentir cómodo con la ventaja y a manejar cierto nerviosismo millonario, potenciado por su técnico, quien fuera expulsado por reclamarle a Federico Beligoy, tras una falta a Ariel Rojas.
Pero acaso en el momento en que River más se desinflaba, Teo Gutiérrez recibió sólo en tres cuartos de espaldas, se dio vuelta, avanzó unos metros y sacó un fuerte disparo a media altura, que se le fue por abajo a Marchesín. El arquero granate entregó una floja respuesta y fue el 1 a 1.
Después se abrió más el juego y fue River el que casi aprovecha el desconcierto local para volver a marcar con el colombiano. Lanús volvió a acelerar en el último tramo y también preocupó a Barovero, pero el empate no se modificaría.
River pasó dos exámenes importantes. Llega invicto al súper y puntero. Newell’s se le puede acercar pero desde ahora su única obsesión será Boca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario