Ovación

El primer paso de eliminatorias fue en reversa: Argentina cayó 2-0 con Ecuador en el Monumental

El visitante logró un resultado histórico con los goles de Erazo y Caicedo. El equipo de Martino se vio constantemente desbordado en defensa y Ecuador no logró una goleada porque no supo resolverlo antes.

Jueves 08 de Octubre de 2015

Sin recursos para romper un inteligente planteo del rival, Argentina fue sorprendida esta noche por Ecuador, perdió 2 a 0 en el estadio Monumental y comenzó con el pie izquierdo las Eliminatorias para Rusia 2018.

Los goles del visitante fueron convertidos en el complemento por Frickson Erazo, de cabeza y a los 35 minutos, y por Felipe Caicedo, a los 36 y luego de una asistencia de Antonio Valencia, la figura del encuentro.

Argentina nunca le encontró la vuelta al muy buen planteo diseñado por Gustavo Quinteros, que se basó en cederle la iniciativa al local y apelar a la velocidad de sus carrileros para lastimar de contragolpe.

El equipo dirigido por Gerardo Martino extrañó a Lionel Messi, pero más extrañó la claridad para abrir los espacios y, a excepción de ratos de Carlos Tevez y Ángel Correa, todos mostraron un muy flojo nivel.

Además del resultado adverso, la “Albiceleste” tuvo otra mala noticia: la lesión muscular que sufrió Sergio Agüero a los 18 del primer tiempo y que lo deja afuera del duelo del martes frente a Paraguay.

Desde el pitazo inicial, quedaron bien en claro los roles de cada equipo: Argentina indefectiblemente iba a manejar el balón porque su adversario se lo cedió con el fin de aprovechar algún error y salir rápidamente de contragolpe.

Con sus dos líneas bien pegadas, Ecuador juntó ocho hombres de mitad de cancha hacia atrás y eso exigió una precisión que Argentina no tuvo para generar espacios.

El conjunto dirigido por Martino no tuvo el desequilibrio individual que le puede aportar Messi y no lo ayudó que Javier Pastore, su futbolista más cerebral, no haya tenido una buena primera etapa.

De esta manera, por momentos se hizo reiterativa la fórmula para atacar a través de Ángel Di María, quien se ubicó como extremo derecho pero bajó a posición de “8” para recibir el balón.

Sin embargo, el jugador del PSG estuvo muy solo y, encima, tiene a la gambeta como su principal arma y con tantos rivales por delante se le dificultó lastimar.

La única ocasión llegó cuando Ángel Correa robó un balón y rápidamente remató al arco y obligó a Alexander Domínguez a que dé un rebote, que fue definido por Agüero y generó que otra vez apareciera el arquero ecuatoriano.

Ya sin el “Kun” en la cancha, Tevez no aportó soluciones debido a que estuvo muy contenido como delantero de área y no recibió juego ni tampoco tuvo la intención de tirarse atrás tal como hace en Boca.

Sin defenderse cerca de su área, Ecuador lastimó en ataque con Jefferson Montero por izquierda, ya que aprovechó que el local no juega con un mediocampista por derecha clásico y el mano a mano le ganó siempre a Facundo Roncaglia.

El déficit de la visita quedó evidenciado cuando sus atacantes llegaron al área de Sergio Romero y fallaron en la última puntada, mientras que Christian Noboa y Pedro Quiñonez fueron los patrones del medio.

En los primeros minutos del complemento, aumentó el rendimiento de la visita, que también eligió la franja derecha para atacar con el tándem Paredes-Valencia, que preocuparon a Emmanuel Mas al punto tal que terminó siendo amonestado.

Incluso, tuvo una chance clara cuando Noboa recuperó ante Biglia y salió rápidamente de contragolpe, pero su definición se fue desviada.

Argentina tuvo diez minutos interesantes, entre los 15 y 25, que coincidieron con el tiempo en que Tevez decidió salir de la posición de “9” fijo que le pide el entrenador y encargarse de la organización de juego, tal como hace en Boca.

De esta manera, elaboró dos jugadas: en la primera, habilitó a Di María, cuya definición se fue desviada; en la segunda, se retrasó a posición de enganche, metió un pase profundo a Correa y Ángel cedió a Javier Mascherano, que punteó con debilidad la pelota para que ataje Domínguez.

Pasado ese lapso de tiempo, Ecuador volvió a hacer valer la velocidad por las bandas y en esta ocasión el lateral Juan Carlos Paredes robó un balón y generó que Mas lo derribara antes de ingresar al área y el tiro libre de Walter Ayoví fue tapado por Romero.

El lateral de San Lorenzo y Roncaglia fueron de lo más flojo del equipo y siempre fueron superados por Valencia y Montero.

Es cierto que tuvieron bajos rendimientos individuales, aunque no se debe dejar de tener en cuenta que Martino juega con mediocampistas internos que no hacen el ida y vuelta y dejaron a los laterales desprotegidos.

Cuando parecía que el partido se encaminaba a un empate en cero, un córner de Fidel Martínez fue peinado en el primer palo y Erazo ingresó en el segundo para marcar.

Tan solo un minuto después, Valencia tuvo libertad porque Mas se había proyectado y llegó con mucha soledad al fondo para tirar el centro que Caicedo empujó a la red.

Sobre el final del encuentro, Tevez hizo una buena jugada personal como extremo derecho, se sacó dos hombres de encima pero su definición se fue por encima del travesaño.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS