Ovación

El plantel y un recreo matutino

Miércoles 16 de Enero de 2008

Esta vez no se trató de una mañana habitual para el plantel. El despertador no sonó a las 7 como de costumbre. Por eso cada jugador se despertó a la hora que quiso y desayunó sin apuros. Es más, muchos ni bajaron. Es que no todo es concentración ni prácticas para tener al grupo unido. A cinco días de haber anclado en Mar del Plata, los jugadores gozaron de la primera mañana libre porque, como dijo Madelón, “se lo merecían por la gran dedicación y contracción al trabajo que demostraron en estos días”.
  Los grupos de salida quedaron formados de acuerdo a las generaciones. Por ejemplo, la banda de los peladitos, integrada por Herrera, Serra, Moya y Valentini, enfiló hacia la playa. Se plegaron enseguida Fassi y Calgaro. Más tarde se sumaron al sol Belloso, el Pirata Czornomaz y Fabián García.
Otros se inclinaron por hacer un poco de turismo y recorrer las calles marplatenses. Mientras que la legión de fanáticos de los DVD, como Alvarez, Vizcarra y el Kily, no se movieron del hotel con sus computadores portátiles. Castellano y Borzani despuntaron el vicio de los jueguitos en la notebook. Mientras que Papa y Messera observaban con curiosidad la lucha titánica que mantenían con la tecnología el Rifle y el Oreja. Al resto casi ni se los vio. Recién a minutos del almuerzo todos se metieron en el comedor. Clara señal de que el recreo matutino había terminado. Por la tarde, la delegación practicó en Cadetes y realizó trabajos recreativos con pelota. Una leve lluvia matizó las consignas de Madelón que ya piensa en los amistosos que se vienen. El primero es el sábado ante Banfield.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario