Rusia 2018

El plantel de la selección se sumó al banderazo de los hinchas

Los jugadores mostraron un costado distinto en la antesala del partido con Nigeria.

Lunes 25 de Junio de 2018

El plantel de la selección mostró un costado distinto esta tarde en la concentración de San Petersburgo a la espera del trascendental partido de mañana con Nigeria, donde se jugará la clasificación a los octavos de final del Mundial de Rusia. Es que respondieron de manera inédita a un "banderazo" que organizaron los hinchas argentinos. Con el arquero rosarino Nahuel Guzmán como abandera y con el bombo a cuesta, los jugadores rompieron el hermetismo y se sumaron a los cánticos de la gente.
Se vivió un clima de fiesta en el búnker albiceleste. "Vamos Argentina, carajo", se escuchó una y otra vez en las inmediaciones del lujoso hotel donde están instalado el plantel esperando el partido con las Aguilas Verdes.
argentinabomborusia

En la antesala del duelo por la última fecha del grupo D, el ánimo de los hinchas que están en Rusia sube y baja ante el riesgo de la eliminación en primera ronda. Pero la pesadilla se diluye de inmediato cuando aparece el nombre de Lionel Messi. Todos, absolutamente todos, confían en que el rosarino finalmente aparezca en su mejor versión y se encargue de enderezar el rumbo del equipo.

"Messi la va a romper, va a hacer tres goles, va a sacar el alma y el corazón", confía Agustín, que llegó desde la ciudad de Mendoza para alentar a la selección.
Embed

Una familia de la localidad de La Calera, en la central provincia de Córdoba, alza una enorme bandera por sobre las vallas: “Aferrados a tu ilusión”, se lee sobre la tela celeste y blanca que tiene dibujado el rostro sonriente de Messi.
“Mañana cueste lo que cueste, mañana tenemos que ganar. Pongan huevos que ganamos”, reclaman una y otra vez los fanáticos.

La situación es distinta a la vivida en la previa de los dos primeros partidos, donde la marea albiceleste arremetía desaforadamente para expresar al mundo su pasión. Hoy, está concentrada en que ese aliento llegue a los jugadores para conseguir que se recuperen a tiempo del decepcionante empate con Islandia y la goleada a manos de Croacia, antes del definitorio partido con Nigeria.
Todo hace augurar que el estadio de San Petersburgo será mañana una caldera celeste y blanca que tratará de hacer sentir como locales a la selección argentina ante una final anticipada por la supervivencia en Rusia 2018.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});