Ovación

El plantel campeón de la reserva nutrió de futbolistas a la primera de Central

En el último tiempo hubo un común denominador en Central: la aparición de juveniles en el primer equipo. Con casos más evidentes que otros, pero todos enmarcados en un trabajo que encabezó Russo.

Miércoles 28 de Mayo de 2014

En el último tiempo hubo un común denominador en Rosario Central: la aparición de juveniles en el primer equipo. Con casos más evidentes que otros, pero todos enmarcados en un trabajo que encabezó Miguel Angel Russo en esto de darles cabida a quienes venían empujando desde abajo. Está la particularidad de que el equipo de reserva se coronó campeón. ¿Es lo más importante? En absoluto. Es que por más que no se hubiese alcanzado ese galardón, el objetivo de arrimar a la primera varios jugadores ya estaba cumplido. No obstante, el primer puesto se festejó y se tomó como un verdadero premio.

Es imposible analizar todas estas cuestiones obviando los tres años que el Canalla penó en la B Nacional. Pero no desde lo estrictamente sentimental, sino por la falta de competencia oficial a la que quedaron expuestos muchos jóvenes. Y ese pasado es lo que le otorga el verdadero valor a este presente.

Se sabe que la estadía en las divisiones inferiores y también en la reserva tiene como principal meta formar futbolistas para la primera división. En ese sentido Central contó con un plan claro, bien marcado y que encontró resultados positivos en un camino que todavía no se terminó de recorrer.

Hacer un recorrido por algunos de los nombres que pegaron el salto es un buen ejercicio. Claro que hay de todo y para todos los gustos. Desde aquellos que pintaban bien pero a quienes todavía no les llegó el momento para intentar dar el salto de calidad, hasta quienes sí pudieron lograr un claro avance futbolístico. Estos últimos casos, por obvias razones, son los más importantes.

Promediando en el Inicial 2013 el equipo conducido por Hugo Galloni ya marcaba el camino en reserva. Con algunos jugadores que mostraban un poco más de la media. Varios de ellos terminaron afianzándose en el primer equipo. Ocurrió, por ejemplo, con Walter Acuña, Tomás Berra y Jonás Aguirre. Todos ellos irrumpieron en primera y lo hicieron para quedarse. Algunos con más participaciones que otros, pero los tres con chapa de titular.

Russo siempre habló de que cada jugador necesita su tiempo para madurar. Pero de la misma forma destacó que una vez que los ponía en primera era "para dejarlos".

Lucas Lazo, Pablo Becker y Walter Acevedo tuvieron menos exposición. Pero también encierran algunas particularidades. El lateral dejó la reserva (volvió sólo para jugar el último partido ante Argentinos Juniors) y se transformó en una rueda de auxilio para Russo. De Becker todo el mundo espera que dé el salto, pero el DT no duda de sus condiciones. Acevedo, que no proviene de las inferiores, se metió también en la consideración del entrenador y los últimos tres partidos fue la principal alternativa en el banco, ganándole la pulseada a Francisco Dutari, quien llegó como refuerzo.

En medio de todo eso, la reserva de Galloni luchó hasta el final y pese a tener que apostar por otros chicos, muchos de ellos con edad de 4ª y 5ª división, se quedó con el título. Pero el aporte fundamental ya estaba hecho. Aquello de que las inferiores sirven para nutrir a la primera división ya contaba con varios casos testigo.

Quedarse sólo en eso podría ser un error. Por eso la fábrica de jugadores no admite relajaciones, más en clubes que siempre se caracterizaron por nutrirse de sus propios valores. Por el momento, lo del último año futbolístico entregó señales positivas.

Otros que pintan

Más allá de los que ya aparecieron en primera, hay otros futbolistas que tuvieron un gran torneo en reserva. Federico Flores, Walter Montoya, Fernando Piñero, Franco Cervi, son algunos de ellos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario