Ovación

El pizarrón del Tata: el equipo mostró movilidad y lució compensado

El equipo de Gerardo Martino mostró organización táctica, movilidad en todas sus líneas y estuvo compensado. Un debut que marca el estilo del entrenador. Se vio un Newell’s diferente y eso renovó la esperanza de los hinchas que le dieron un respaldo absoluto al nuevo proyecto.

Lunes 13 de Febrero de 2012

La era de Gerardo Martino arrancó con una idea de juego definida, que los jugadores pudieron aplicar en gran parte de los 90 minutos. Esa fue la mejor noticia para Newell’s en el empate que cosechó el sábado en el estreno ante Estudiantes, en La Plata. Poder sostener una línea futbolística clara, en especial luego de estar en desventaja, es el gran mérito del Tata y los suyos. Claro que no fue un rendimiento superlativo ni mucho menos, pero sí hubo un mojón más que positivo desde lo táctico y lo anímico, tras un año durísimo en materia de resultados.

Se vio un Newell’s diferente y eso renovó la esperanza de los hinchas que le dieron un respaldo absoluto al nuevo proyecto. Desde lo estratégico atrás hubo una clásica línea de cuatro defensores. Con Pellerano y Víctor López intentando pararse lo más lejos posible de Peratta. Vergini fue el lateral derecho y como es lógico fue más compacto en defensa que cuando pasó al ataque. El Flaco tuvo sorpresa para subir, pero no siempre terminó bien las jugadas. Mientras que en la banda izquierda Vangioni fue una salida permanente. El Piri no paró de ir y venir, aunque le faltó más justeza en los centros desde la banda.

Mateo fue el clásico volante tapón, parándose diez metros delante de los marcadores centrales. No se desacomodó nunca y sus quites sirvieron para desanimar a Gastón Fernández y Mariano González. Gran trabajo de
Pomelo. Mientras que la clave de la buena producción leprosa estuvo en la movilidad y juego que aportaron Pablo Pérez y Lucas Bernardi. Ambos tuvieron recorrido vertical y jugaron de igual a igual ante la dupla exigente
de Verón y Braña. Víctor Figueroa, un jugador al que el Tata intenta potenciar, arrancó recostado en la izquierda. Es cierto que para recuperar ritmo debe sumar minutos. En La Plata le costó pesar en el uno versus uno, algo que un jugador ofensivo es clave para generar peligro.

Los delanteros definidos fueron Sperduti y Urruti. El Gordo siempre estuvo en la derecha y buscó desbordar en base a potencia física, pero llegar al fondo no le fue una tarea sencilla. Mientras que Urruti hizo un gran  desgaste entre los centrales del Pincha, pero en varios pasajes quedó lejos de los volantes. Maxi supo leer la jugada y abrirse el espacio para que Pablo Pérez le diera una asistencia fantástica y así llegó el empate rojinegro.

Newell’s arrancó bien, pero el sábado ante Argentinos estará la necesidad de ganar en el Coloso. Para eso deberá acentuar las virtudes y mejorar la precisión en los metros finales.

Metió todas las variantes en ofensiva

Los cambios que realizó el entrenador Gerardo Martino en el partido ante Estudiantes fueron todos ofensivos, por lo que se podría decir que en ese sector de la cancha el DT buscó variantes para ganar el encuentro. Ingresaron el Chino Torres, de interesante reaparición, Víctor Aquino, que fue a todas, y Martín Tonso, que sólo jugó cinco minutos.

Los Números

17 partidos hace que Newell's no gana. Son 16 por el torneo y uno por la Copa Argentina. El registro: 13 empates y 4 derrotas.

967 días pasaron para que el Chino Torres vuelva a jugar en Newell's. El último fue en junio de 2009.

708 minutos hacía que un delantero no marcaba un gol. Maximiliano Urruti rompió el maleficio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS