Ovación

El peor saldo fue la lesión de Pablo Pérez

Salió del vestuario rumbo al micro con una sonrisa y una bolsa de hielo en su mano izquierda

Sábado 29 de Febrero de 2020

Pablo Pérez atravesó el pasillo a la salida del vestuario rumbo al micro con una sonrisa y una bolsa de hielo en su mano izquierda. Caminaba bien el volante rojinegro, pero por dentro masticaba la bronca de lo que parece inevitable: una lesión muscular que lo puede marginar del final de la Superliga y hasta del inicio de la Copa Superliga. El peor saldo que se llevó Newell’s del Cilindro, una baja más de las muchas que tiene por problemas de este tipo el equipo de Kudelka. Según la primera impresión del volante, sería un desgarro

Pérez, quien no hizo la pretemporada en el Parque porque en ese momento estaba jugando en Independiente, sintió un dolor agudo en el sóleo derecho y, mientras todos sus compañeros celebraban (menos el goleador Palacios, que atravesó todo el campo para abrazarse con Fontanini y los suplentes), encaró derecho al banco de suplentes y se sentó. Kudelka se desesperó para llamar a Denis Rodríguez, Fernández se hacía el tonto demorando la salida de mitad de cancha de Racing y el conjunto de Becaccece casi hace el segundo cuando Newell’s estaba con diez.

La lesión fue importante sin dudas, porque si no hubiera ganado mas tiempo para hacerse amonestar y sumar la décima amarilla. El lunes, cuando el plantel vuelva a entrenar, se le harán los estudios. Pinta para baja por un tiempo, como las de Formica (estuvo en Avellaneda), Nadalin, Gabrielli (volvería ante Godoy Cruz) y Moreno, y antes Cacciabue.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario