Clásico rosarino

El Patón Bauza se sacó la espina que tenía clavada por el clásico

El Patón como entrenador canalla no había podido vencer a Newell's, ya que en el ciclo anterior había empatado cuatro y perdido dos

Jueves 01 de Noviembre de 2018

Edgardo Bauza quería volver a dirigir a Central para cerrar su carrera como entrenador. Su deseo era encontrar el punto culminante en su club. Ese anhelo era tan fuerte que para conseguirlo hizo caso omiso a diversos escollos personales. Y si bien siempre lo consideró como una cuestión menor, el ganar un clásico rosarino como DT canalla era una espina que también quería sacarse a manera de reivindicación ante su gente. Es que sabía que muchos de los reparos hacia su rol como técnico eran ese. Ahora volvió y lo logró. Por lo que para el Patón este triunfo no es uno más.

Bauza dirigió su séptimo clásico rosarino. Y fue el primero que ganó. Porque durante su paso anterior como entrenador disputó seis, de los cuales cuatro fueron empate y dos terminaron en derrota. Hoy ya no tiene deudas deportivas en ese sentido. Aunque para el DT nunca constituyó un gran problema.
Embed

Si bien como futbolista no sólo festejó triunfos en un clásico sino que también convirtió varios goles, ahora Bauza incorporó a su legajo la victoria que le faltaba como entrenador. Y no fue cualquiera, ya que representó además la clasificación a la semifinal de la Copa Argentina.
Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});