Rusia 2018

El partido pasará por los pies del 10 y el 7

Las figuras, Messi y Griezmann, se enfrentarán desde las 11 en el estadio Kazán Arena.

Sábado 30 de Junio de 2018

En este caso no es el enfrentamiento del 10 contra el 10. Es del 10 argentino, Lionel Messi, con el 7 francés, Antoine Griezman. Las figuras que se enfrentarán desde las 11 en el estadio Kazán Arena. Poco antes del inicio del Mundial se especulaba que jugarían juntos en Barcelona, pero no será porque el futbolista galo seguirá en Atlético de Madrid. De esto se desprende que no se chocarían si jugaran en un mismo equipo y por eso las comparaciones entre ellos no son lineales. Gritaron un gol cada uno: el rosarino el 1-0 parcial del necesario triunfo por 2-1 a Nigeria; el francés el primero de su equipo, de penal, en el 2-1 a Australia.

La Pulga jugó los tres partidos de la primera fase completos, quien estará enfrente siempre fue reemplazado, a los 70, 80 y 68. Igual, son indispensables para cada equipo y deberán demostrarlo.

   Sobre todo hoy, después de una primera fase en la que no brillaron a la altura de lo que se esperaba. Incluso fueron criticados por sus bajos niveles de juego. Claro, se entiende que en cualquier momento aparecen con todo.

El rosarino lo demostró encendiéndose de a ratos, como en el momento en que Banega le puso la pelota al área para convertir el tanto frente a los nigerianos. Cuando de sus pies aparecieron las pocas chances de gol que generó la selección dirigida por Sampaoli. O cuando en ese mismo partido ante los africanos se tiró al piso para defender una pelota y con ello la clasificación a octavos de final.

   De la misma manera se destaca a Griezmann cuando la pelota pasa por sus pies: le hicieron el penal que convirtió en el debut, en un gran derechazo ante Perú que no llegó a la red por poco y en el último partido ante Dinamarca le metió una gran asistencia a Giroud, que no lo entendió y por eso el partido terminó en cero. Y las críticas tienen que ver en cómo lo hace jugar su técnico, porque no se siente cómodo como referencia de punta, jugando de espaldas, y con el aliento de los marcadores centrales en la nuca. Algo a lo que estarán atentos tanto Otamendi como Rojo, si se le escapa a Mascherano.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario