Ovación

El overol al servicio de la ovalada

El DT asistente de Los Pumas, Raúl Pérez, analizó el presente, el proceso que lleva adelante la UAR y las chances en el Mundial.

Miércoles 02 de Septiembre de 2015

Con el bolso lleno de ilusiones, Los Pumas ya se encuentran en suelo inglés para encarar la última etapa de la preparación que incluye, el próximo sábado, un amistoso ante Leicester Tiger. El tiempo ya no corre, vuela, y cada minuto vale oro, no de ahora sino desde hace ya unos días. Mientras los jugadores que van al Mundial fueron liberados después del último partido ante Sudáfrica para que trabajen por su cuenta hasta el momento de viajar, el cuerpo técnico no tuvo descanso. “No pude parar ni para disfrutar el partido que le ganamos a Sudáfrica. Hace unos días llegaron para que estudiemos los partidos de Tonga y Georgia, lo que hicimos con All Blacks, lo que tenemos que mejorar... Es una rueda que no para nunca, te juro que no tuve un día tranquilo”. Así, de manera sincera y con la simpleza de siempre, el entrenador asistente de Los Pumas Raúl Pérez empezó la nota con Ovación antes de partir rumbo al Viejo Continente, mostrando en cada palabra que es un hombre que respira rugby, que su vida es el rugby.
  El derrotero de la charla empezó, precisamente en la histórica victoria que consiguieron Los Pumas ante los Springboks en Durban, en la última fecha del Rugby Championship sobre la que destacó: “Hicimos algo que era impensado”, y luego continuó con el difícil momento de terminar de confeccionar la lista y comunicarla. “Fue un momento muy feo, porque hubo chicos que fueron parte del proceso que se quedaron afuera y quizás no se lo merecían”, argumentó el ex forward.
  —¿Cómo evalúas la preparación del equipo?
  —Fue todo un reto. El RCh de este año no fue tanto una preparación ya que fueron partidos que nos podían dar un golpe en la confianza tremendo. Fue diferente. Los jugadores que vinieron de Europa se sumaron al grupo de los que estaban acá y no tuvieron descanso. No hubo pretemporada y el desafío fue saber dónde estábamos parados. Lo que sí, si hay algo que tenía el equipo, fue que físicamente pudo tener el ritmo para aguantar el rigor que nos impusieron los tres del sur. Se arrancó distinto, se cambió la preparación. No estuvieron las dos semanas en Pensacola, pero tuvimos diez días en Australia. Eso se notó. Tuvimos problemas por lesiones que no nos posibilitaron arrancar como queríamos en el RCh pero después hicimos pie. El triunfo ante Sudáfrica nos dio impulso, confianza, algo que es primordial. Lo mejor que nos puede pasar es seguir subiendo el nivel y que se recuperen los lesionados. Queremos seguir mejorando partido a partido. Si me preguntás cómo salís de los malos momentos, te digo laburando. Después, aún cuando estás en la buena, siempre hay cosas para mejorar.
  —Comparado con otros mundiales, Los Pumas llegan con una excelente preparación.
  —Sí y fijate con cuantos partidos ante los All Blacks llegan los jugadores en sus espaldas. Años atrás era impensado que Los Pumas tuvieran una competencia de Mundial a Mundial como la que tuvieron. Esto sin contar además la cantidad de jugadores de la competencia local que se insertaron en Los Pumas, algo que fue también toda una evolución de nuestro proceso.
  —Desde que asumieron hubo un recambio importante.
  —Me parece que hubo mucha competencia y en algunos puestos, demasiada, como en la tercera línea... pero bueno, de eso sale el nivel. Creo que a eso se apuntaba cuando arrancó este proceso y empezaron a funcionar los Centros de Alto Rendimiento: a generar jugadores de capacidad y nivel, con competencia, para poder elegir.

Primera práctica en suelo sajón

Bajo un sol espectacular, Los Pumas tuvieron ayer el primer entrenamiento en suelo inglés. El plantel argentino arribó a Leicester ayer y tuvo una jornada liviana, en la previa del último amistoso que será este sábado contra el club de la Premiership en el que milita Marcos Ayerza, quien en esa oportunidad será agasajado por la institución inglesa.
  El platense Mariano Galarza (foto) dio la buena noticia del día. El segunda línea se entrenó a la par del resto y podría reaparecer contra los Tigers, tras estar ausente de las canchas desde mayo por una nueva operación en el hombro.
  Por su parte, el pilar Ramiro Herrera, que arrastra una lesión en la rodilla, hizo un trabajo diferenciado y no estará en el encuentro del sábado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS