Ovación

El nueve no estuvo y dejó un dilema

Oviedo no entró en sintonía e Insaurralde, que al final pudo debutar, dejó claro que es más externo. ¿Leal? Fue al banco y se quedó afuera.

Lunes 04 de Febrero de 2019

Héctor Bidoglio definió desde que asumió el interinato que el 9 titular era Francisco Fydriszewski. Pero el Polaco se le lesionó rápido y le armó un lío bárbaro. Primero porque no tiene uno de esa característica, bien centrodelantero, y después porque Luis Leal no lo convence, porque Alfio Oviedo no pudo aprovechar ayer su gran chance y porque Cristian Insaurralde, que al final pudo debutar, dejó en claro que se siente más cómodo jugando por afuera. ¿Tendrá que apostar por el portugués para el clásico o deberá cambiar el esquema? Porque quedó claro que ayer a Newell's le faltó profundidad y presencia en el sector del campo donde generalmente se definen los partidos.

Bidoglio volvió a apostar fuerte ayer. A todo el mundo le hubiera resultado lógico que le diera la titularidad a Luis Leal pero no sólo no fue así y mandó a la cancha a Oviedo, sino que cuando decidió reemplazarlo al comienzo del complemento, eligió a Insaurralde, el que había entrenado por primera vez a mitad de semana, al que le llegó el transfer prácticamente sobre la hora. Y la Pantera lo siguió viendo desde el banco. Hasta Alexis Rodríguez ingresó y él se quedó afuera.

¿Cómo repercutirá esto en el ánimo de Leal? Bidoglio al menos espera rebeldía de su parte, ya que no lo vio bien en la pretemporada. Ahora que las otras opciones tampoco resolvieron el problema leproso en el área contraria, bien podría volver a ser considerado.

Oviedo hizo el intento, puso todo el esfuerzo y no se guardó nada. Pero desde que le bajó bárbaro una pelota a Formica para el disparo del Gato a los 11' que pasó cerca, hasta que se lo vio deambular en mitad de cancha por la izquierda para buscar una pelota y tratar de entrar en circuito a los 54' (cuando salió), no volvió a pesar. Un poco por él, por supuesto, pero otro porque el equipo nunca lo ubicó.

Es más, cuando lo buscaron fue con pelotazos largos a pelear en la dividida con Bottinelli y Zurbriggen, donde no pudo prevalecer. Sí hay que decir que Oviedo buscó el centro del ataque como lugar de referencia, pero varias veces salió de ahí para ser asistido y casi nunca lo logró. También tuvo que ver el apego a la marca que hizo Unión en el medio y que impidió que el tridente Figueroa-Formica-Maxi conectara mejor como para luego poder enlazar con él.

Lo cierto es que Bidoglio no lo dejó mucho en el campo en el complemento y volvió a sorprender, esta vez con Insaurralde. El atacante que vino de América de México primero pareció ubicarse dentro del área pero enseguida se lo vio por afuera, tirado a la izquierda, donde en realidad fue importante. De hecho, asistió muy bien a Cacciabue en la más clara rojinegra y le hicieron la falta de la última jugada, que fue sacada por Nereo Fernández ante el disparo de Alexis Rodríguez.

Insaurralde, por afuera, impresionó mejor que Oviedo por adentro, pero su despliegue tampoco tuvo final de jugada porque en el medio no había nadie. Por eso, habrá que seguir en la semana qué resuelve Bidoglio de cara a un partido tan importante. Por supuesto, en una sola oportunidad no se puede ver lo que puede desarrollar un jugador y se entendería que el paraguayo tenga otra chance. ¿Se la dará el técnico leproso? ¿Se la entregará a Insaurralde? ¿O Leal, ahora que lo vio de afuera, tendrá al fin derecho a la suya? Un lindo intríngulis que abonará los análisis de la semana más atrapante del fútbol rosarino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});