Ovación

El Newell's del Tata va por la gloria levantando las banderas del fútbol total

¿Qué tiene este Newell's que está en boca de todos? ¿Qué hace el equipo de Gerardo Martino para recibir elogios de todo el mundillo del fútbol, incluyendo entrenadores, jugadores, dirigentes...

Miércoles 12 de Junio de 2013

¿Qué tiene este Newell's que está en boca de todos? ¿Qué hace el equipo de Gerardo Martino para recibir elogios de todo el mundillo del fútbol, incluyendo entrenadores, jugadores, dirigentes y sobre todos hinchas de todas las camisetas? ¿Por qué el conjunto del Parque va puntero y en sólo un año y medio pasó de pelear el descenso a estar muy cerca de ganar el torneo Final y a la vez tener que dirimir con Atlético Mineiro un lugar en la final de la Copa Libertadores? Las respuestas pueden ser variadas y todas por supuesto tendrán la subjetividad del que las responda. Pero más allá de eso no se puede negar que la gran virtud de Newell's es que lisa y llanamente se animó a jugar a la pelota como desde hace mucho tiempo un equipo argentino no lo hacía. Y lleva adelante su propuesta con una notable efectividad y un enorme respaldo táctico, que le permite cambiar los actores sin perder regularidad.

Acostumbrados desde hace rato, por no decir una década larga, a que la vuelta olímpica la den equipos austeros, con poco brillo, muchas veces mezquinos en la propuesta y además raquíticos de figuras excluyentes dentro de la cancha, se puede decir que este momento sensacional de Newell's no hace más que inyectarle una enorme bocanada de oxígeno a nuestro mediocre fútbol argentino. Por eso estará muy bien que el equipo del Tata pueda consagrase.

Lo que hay que ponderarle a Gerardo Martino y sus muchachos fue que antes que nada se animaron a soñar en grande. No se conformaron con mejorar el promedio y ser simplemente un equipo protagonista. Al contrario, redoblaron la apuesta y de la misma boca de ellos salió la frase "soñamos con la gloria", lo que no es otra cosa que pelear hasta las últimas consecuencias el torneo Final y la Copa Libertadores, con la yapa de la Copa Argentina.

Así se puede calificar que este es en la actualidad el equipo de los sueños del fútbol argentino. Ya que pocos fueron los que dieron pelea hasta el final en la Libertadores y el torneo doméstico, pero ninguno pudo alzarse con la doble corona en el mismo semestre. Y Newell's está vivo en las dos competencias, con argumentos sólidos para llegar hasta las últimas consecuencias y sin desprenderse jamás de su ideario futbolístico.

Lo que está claro también es que las dos fechas que restan en el ámbito doméstico ante Rafaela y Argentinos, y las semifinales coperas que se vienen ante Atlético Mineiro, no empañarán más allá del resultado la valoración de la propuesta que debe tener este equipo de Martino.

Por supuesto que los equipos que no son campeones casi nunca quedan instalados en la memoria colectiva y eso lo saben muy bien todos en el plantel leproso. Por eso sienten la necesidad de ponerle la cereza al postre y coronar este proceso de un año y medio con por lo menos una estrella que premie tanto esfuerzo.

Newell's logró amalgamar dos cuestiones que pocas veces se logran en este fútbol moderno. Y es la combinación de juego vistoso y a la vez efectivo.

Esto significa tener la pelota, abrir la cancha, triangular, jugar con los marcadores centrales parados en el círculo central y también mantener siempre un orden táctico.

Así Newell's es un equipo inteligente, lo que se dice un hueso duro de roer para los rivales y que se acostumbró a ganar, más allá de algunos tropiezos lógicos. Por eso la Lepra sueña en grande.

Superó una marca de puntos obtenidos y goles a favor

Faltando dos fechas para terminar la temporada, el equipo del Tata logró 71 puntos en estas 36 jornadas (36 unidades en el torneo Inicial y lleva 35 en este campeonato). Así ya superó lo hecho por Roberto Sensini, quien logró 69 unidades en la temporada 2009/10. Además esta cifra es récord desde que se juegan los torneos con 3 puntos para el ganador a partir de la temporada 1995/96. Otro dato para destacar es que en lo que va del torneo Final, la Lepra hizo 37 goles, superando su marca histórica desde que se juegan los torneos a 19 fechas a partir del '90. El récord era de 32 conquistas en el Clausura 2000 con Rebottaro y en el Clausura 2010 con Sensini.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario