Ovación

El Negro Zamora tuvo una mejoría alentadora

"Está estable, le bajaron los sedantes y abrió los ojos", le dijo a Ovación Brian, uno de los hijos del ex delantero de Ñuls

Martes 14 de Noviembre de 2017

Julio Alberto Zamora, ídolo de Newell's y actual técnico de Real Potosí, permanece en terapia intensiva tras sufrir hace una semana un accidente cerebrovascular que lo puso en riesgo de muerte cerebral. "Lo bueno es que está estable, le bajaron los sedantes, abrió los ojos y movió los brazos. Esto fue algo muy bueno", le contó a Ovación desde el país del Altiplano su hijo Brian. Los médicos habían dicho el domingo, tras la cirugía, que las próximas 48 horas iban a ser vitales y las primeras las pasó con una buena evolución generando optimismo entre los familiares que lo acompañan en Bolivia. Hoy por la mañana le harán una tomografía para determinar con certeza la situación en la que se encuentra el ex delantero rojinegro.

Lo principal para la familia Zamora es la recuperación del Negro y que deje el mal momento que le toca atravesar, aunque también hay otra preocupación y que tiene que ver con lo económico: afrontar los gastos que genera la internación y todos los estudios que le están realizando. Es por eso que solicitaron públicamente una ayuda y abrieron una cuenta para todos aquellos que quieran colaborar. "Hubo gente que quiso enviar dinero, pero no pudieron hacerlo porque se rechazaba el depósito. Fui a hablar al Banco Nacional y me dijeron que primero debe ponerse el código Bnbbobolxxxx y después el número de cuenta que es 6500360737", informó Brian.

La reacción que tuvo Zamora ayer despertó la esperanza de los que están acompañándolo y aguardan a que hoy los estudios que se le practiquen por la mañana indiquen una mejoría en su estado, que no era nada simple después de los dos infartos cerebrales que sufrió días atrás y que motivaron una internación de urgencia.

La crítica situación que le toca atravesar al Negro generó una ola de apoyo de ex compañeros e hinchas de distintos clubes por donde pasó y dejó una marca por todo lo que aportó dentro del campo de juego y también fuera de el. Y en nuestra ciudad los leprosos se manifestaron y siguen atentamente el minuto a minuto sobre el estado de uno de los ídolos que tiene la Lepra.

Julio Zamora asumió hace menos de tres meses en Real Potosí —que juega a casi 4.000 metros de altitud— en reemplazo del paraguayo Adonis Troche, cesado por malos resultados. Y el domingo los jugadores ingresaron al campo de juego con una bandera de apoyo a una pronta recuperación.

El Negro sigue luchando y hay una luz de esperanza de que pueda ganar la batalla.

Leandro Garbossa


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario