Ovación

El municipio de Lanús denunció a Centurión

El problema de Ricardo Centurión no gira en torno de las dos infracciones de tránsito que cometió, ya que el futbolista no quedó detenido y sólo le retuvieron la camioneta BMW negra que manejaba, sino que el problema de la cuestión llegó cuando fue filmado ofreciendo una coima al inspector de tránsito, que se negó a recibir dinero.

Miércoles 21 de Marzo de 2018

El problema de Ricardo Centurión no gira en torno de las dos infracciones de tránsito que cometió, ya que el futbolista no quedó detenido y sólo le retuvieron la camioneta BMW negra que manejaba, sino que el problema de la cuestión llegó cuando fue filmado ofreciendo una coima al inspector de tránsito, que se negó a recibir dinero.

Ante esta situación, el jefe de Seguridad Vial de Lanús, Juan Miguel Compá, realizó una denuncia en la Unidad Funcional Nº4 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

En la misma, que consta de cuatro páginas, el uniformado relató los hechos e indicó que el futbolista de Racing por momentos mostró signos de violencia, ante lo cual indicó que optó por grabar la situación para preservarse a él y a otros inspectores.

Vale mencionar que el artículo 258 del Código Penal señala que "será reprimido con prisión de uno a seis años, el que directa o indirectamente diere u ofreciere dádivas en procura de alguna de las conductas reprimidas por los artículos 256 y 256 bis, primer párrafo", los cuales hablan de las penas para el funcionario público que recibe dinero o cualquier otra dádiva o aceptare una promesa directa o indirecta, para hacer, retardar o dejar de hacer algo relativo a sus funciones.

Por lo tanto, si la causa sigue su curso y llega a una sentencia, Centurión podría terminar en prisión si le dan más de 3 años por este delito, ya que una condena de 3 años o menos es excarcelable.

El hecho en concreto se desencadenó en Lanús, cuando el futbolista circulaba a bordo de su camioneta BMW negra y fue detenido tras cruzar dos semáforos en rojo y posteriormente negarse al control de alcoholemia.

Cuando detuvo su marcha, Centurión les dio a entender a los agentes que estaba dispuesto a poner plata para dejar el tema ahí y que no pasara a mayores.

"Yo tengo para arreglar, te puedo cubrir todo el mes", dijo el mediocampista de Racing, a lo que el agente respondió: "No, yo no necesito. No es una cuestión de arreglar y solucionar el problema".

Seguramente, esta historia tendrá varios capítulos más...

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario