Ovación

El muchacho que alarmó a los hinchas canallas dice que el arma que llevó al Gigante es "de juguete"

El joven asegura que la pistola que asomaba del bolsillo trasero del pantalón era de su hijo de 8 años y que pasó tres controles sin inconvenientes. 

Sábado 30 de Enero de 2016

Los espectadores que el viernes fueron al Gigante de Arroyito a ver el amistoso que Central jugó con Cerro de Uruguay se llevaron una sorpresa inesperada. En la platea baja del lado del río Paraná había un hincha canalla que llevaba un arma en el bolsillo trasero del jean.

Al menos tres fotos en las que se ve a un muchacho portando una pistola dedurante el partido que se disputó anoche en el estadio de Rosario Central circularon ayer en las redes sociales y causaron estupor entre los simpatizantes que asistieron al partido y no advirtieon la situación.

Tanto fue el revuelo que causaron las imágenes que el joven fotografiado, que se reconció en la publcación de La Capital, se comuncó para desmentir de plano que se tratara de un arma de fuego. "Es una pistola de juguete de mi hijo de 8 años", aseguró, en un esfuero por llevar tranquilidad a la parcialidad canalla.

"Lo último que quiero es que el club tenga un problema por esto", se lamentó el joven que reveló que pasó tres controles de seguridad antes de ingresar en el estadio en compañía de su pequeño hijo y con el arma de juguete en su poder. Ambos lucían la camiseta alternativa blanca de Central. 

Lo cierto es que las imágenes se ve, de espalda, a un simpatizante que luce la casaca alternativa canalla, vestido con una bermuda en cuyo bolsillo trasero se ve claramente un arma de fuego. La foto fue tomada en la platea baja que está del lado del río Paraná.

"Nos quedamos sorprendidos. No podíamos creer lo que veíamos", comentó a este diario un hincha de Central que fue testigo de la situación, sin poder salir de su estupor.

"Fuimos varias personas la que vimos a ese hombre armado. Yo no puedo asegurar si el arma era verdadera o no, pero era muy intimidante. Por supuesto, nadie se animó a decirle algo por temor a represalias", agregó.

El testigo contó que la persona que portaba el arma estaba a escasos metros del personal de seguridad del club. Lo que no sabía, porque trascendió a última hora, que la pistola era de plástico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario