Ovación

El Monumento a la Bandera no podía quedarse afuera de los festejos por el título de Boca

Varios centenares de hinchas rosarinos desafiaron el frío nocturno y sacaron los "trapos" azul y oro a la calle, en un festejo que se repitió en todo el país.

Domingo 01 de Noviembre de 2015

La alegría de los hinchas de Boca Juniors recorrió todo el país. A los habituales festejos de cada título en el Obelisco porteño se sumaron los trapos azul y oro que salieron a la calle de toda la geografía argentina, desde el sur hasta La Quiaca. Y Rosario no se quedó afuera.

Apenas se consumó la victoria en La Bombonera, cientos de simpatizantes se concentraron frente al Monumento Nacional a la Bandera, donde desafieron el frío con el acostumbrado "dale campeón, dale campeón".

No podían faltar las alusiones a River Plate, y tampoco las caravanas que recorrieron avenida Pellegrini haciendo sonar sus bocinas. Pero algunos se dejaron llevar por la adrenalina y se pudo ver a algunos hinchas trepar para robar algunas luces que iluminan el Monumento.

Al mismo tiempo, miles de hinchas porteños festejaron en el Obelisco. Llegaron, en sus autos o a pie, al mítico lugar de encuentro por las avenidas Corrientes y 9 de Julio portando banderas de distintas dimensiones, camisetas y todo elemento distintivo que tenían a mano.

Las dos arterias quedaron cortadas al tránsito y con el correr de las horas se sumaban hinchas xeneizes al epicentro neurálgico de los festejos. Desde hora temprana la Policía Federal dispuso de un operativo de prevención en el centro porteño con carros hidrantes.

Muchos hicieron una pasada por la Plaza de Mayo, y las dos grandes arterias que confluyen en ella, las diagonales Sur y Norte.

Familias, hombres y mujeres de todas las edades, como siempre, fueron los protagonistas de los festejos, dando rienda a suelta su felicidad por la obtención de un título que se hizo esperar cuatro años. “Y ya lo ve, el que no salta se fue a la B”, cantaron en Buenos Aires, Rosario y La Quiaca, al recordar una vez más el paso de su archirrival por la segunda categoría.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario