Rusia 2018

El mejor regalo para el Día del Padre

La confesión se la hizo ayer en Rusia a su papá la nena de 9 años oriunda de la localidad santafesina de Monje que entró al partido de Argentina contra Islandia de la mano de Lucas Biglia.

Domingo 17 de Junio de 2018

"Este es el mejor regalo que te puedo hacer para el Día del Padre". La confesión se la hizo ayer en Rusia a su papá la nena de 9 años oriunda de la localidad santafesina de Monje que entró al partido de Argentina contra Islandia de la mano de Lucas Biglia. Morena es la única nena de esta provincia y una de los once niños del país elegidos por Mc Donalds entre 9 mil chicos para acompañar a la selección al Mundial. "Me dijo que está feliz y que su sueño está cumplido", contó a Ovación su papá.
No es para menos. Morena ingresó al campo de un Spartak Arena, repleto de arriba abajo. Con remera amarilla, short rojo y medias altas al tono, y botines azules con rayas amarillas, la nena siguió el paso del volante central argentino con cuidada obsesión pero sin dejar de poner los cinco sentidos en cada rincón del estadio. Sólo unos segundos antes, Lionel Messi le había dicho a ella y a todo el grupo de chicos: "¡Choque los 5!" luego de darles la mano. Y si eso ya no fuera demasiado, XXXXla (sacar "la") Morena, que nació en el pueblo del ex arquero de la selección Nery Pumpido, ubicado 75 kilómetros al norte de Rosario y habitado por apenas 2.500 personas, empezó a hacer cuentas. Estaba caminando por una cancha rodeada de una población que multiplica más de 18 veces a la de su pueblo. Un sueño.
"El viaje estuvo muuuy largo, pero valió la pena porque vi los copitos de merengue y la Plaza Roja", le dijo Morena a este diario, varias horas después del partido. De este modo hizo una especie de guiño, porque repitió una expresión que ya había dicho para la nota que se publicó en La Capital el 15 de mayo pasado.
"A Rusia me la imagino con nieve y castillos con puntas como merengue de colores. Ojalá me toque darle la mano y entrar a la cancha con Messi, Mascherano o Higuaín", había dicho. Todo eso que deseó lo superó, porque le dio la mano a la Pulga, caminó con Biglia delante de Mascherano y se sacó una foto con el director técnico Jorge Sampaoli.
Morena, la única jugadora de fútbol de un equipo de nenes del club San Julián de su pueblo, viajó a Moscú con su papá. Ninguno se había subido nunca a un avión. El resto de la familia, su mamá María Gianina, sus hermanas Valentina y Anita, su hermanito Ignacio y su perro Dipper, la vieron por televisión.
>>> La nena que juega con pelotas
Morena, la nena que juega con pelotas y no con muñecas, que hace comidas en la casita del árbol que tiene en la vereda, que pesca ranas y gambetea como pocas, espera que todo lo que vivió ayer no termine. Un sueño.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario