Ovación

“El matrimonio funciona”

A pocos días de concretar su boda, Andy Murray consiguió dos títulos sobre polvo de ladrillo. Ayer venció nada menos que a Rafael Nadal por 6/3 y 6/2. De paso, el escocés reivindicó el casamiento.

Lunes 11 de Mayo de 2015

Hasta hace algo más de una semana, el escocés Andy Murray (3º del ranking mundial) tenía en su haber 31 títulos ATP. Con una particularidad, ninguno de ellos había sido ganado en polvo de ladrillo. Ayer, sin embargo, logró el segundo al hilo en tierra batida. Tras alzarse el lunes con el ATP 250 de Munich, ayer se consagró en el Masters 1000 de Madrid. Y nada menos que ante el local y rey indiscutido de la superficie Rafael Nadal. ¿La fórmula para romper el maleficio? Una. El 11 de abril Murray contrajo matrimonio con quien era su novia desde hacía nueve años, Kim Sears, en Dunblane, su pueblo natal. Por ese motivo dejó de lado el Masters 1000 de Montecarlo, volvió en Barcelona y entonadísimo sumó al hilo Munich y Madrid. "El matrimonio funciona", escribió sobre el lente de la cámara de televisión que ayer lo mostró campeón. Un romántico.

Andy jugó un partido de muy alto nivel en polvo de ladrillo y venció al español Rafael Nadal, en la semana de su recuperación tenística, por 6/3 y 6/2.

Un revés estrellado contra la red por Nadal puso fin en una hora y 28 minutos a un partido que tuvo un solo dominador. Errático y falto de ritmo, el manacorí no pudo defender su título ante un Murray que, después de años incómodo sobre la arcilla, presentó credenciales para aspirar a todo en Roland Garros.

El español vio así truncada la dinámica con la que había ido creciendo en su tenis durante Madrid, con un pico de rendimiento en las semifinales ante Tomas Berdych. "Evidentemente hoy (por ayer) no fue el partido que esperaba jugar, lo intenté hasta el final pero no es de esos días que vamos a recordar", admitió Nadal en la entrega de premios.

El hasta ayer Nº 4 del mundo, que desde hoy estará en el séptimo lugar, bajó un peldaño en la escalera por la que pretende llegar en su máximo nivel al momento más importante de su temporada, Roland Garros, donde acumula nueve trofeos. Antes de jugar en París, Rafa pasará Roma (ver aparte, al igual que Andy).

"Ganarle a Rafa en España es algo muy difícil, pero para partidos así jugamos al tenis. Una de las cosas más difíciles que se pueden lograr en tenis es vencer a Rafa en ladrillo. Trataré de seguir jugando así, Roland Garros está a la vuelta de la esquina", dijo Murray.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS