Fútbol

El mánager de Central, el primero en la lista

La dirigencia de Central debe encarar la renovación del Mono Gordillo. En dos semanas se le vence el contrato

Jueves 07 de Mayo de 2020

Hay muchos temas en la agenda de la dirigencia a de Rosario Central pero que se irán abordando de manera progresiva. Uno de los más importantes sin dudas es el tema de la continuidad de Diego Cocca (el contrato finaliza el próximo 30 de junio), pero en el medio está la situación de Raúl Gordillo, cuyo vínculo con el club de Arroyito expira dentro de dos semanas (el 20 de mayo). De allí la necesidad de resolver cuanto antes el futuro del actual secretario deportivo. Todo parece indicar que el Mono seguirá cumpliendo la función que desempeñó el último año, aunque lo que vendrá, en caso de que se confirme su continuidad, ameritará un nuevo acuerdo en el que estarán incluidos algunos punto especiales.

Por supuesto ya hubo charlas entre la dirigencia de Central y Gordillo y las partes expusieron sus puntos de vista respecto de lo que fue la labor del secretario deportivo en el último año. Lo que trascendió es que hubo voces a favor de que Gordillo continúe y otras que mostraron ciertas dudas, pero después de algunos días más de cónclaves y de análisis más finos, el camino se allanó un poco más hacia una continuidad del proyecto.

Esta decisión en principio no está sujeta a la continuidad o no de Cocca, sino que tiene que ver con las cosas que el Mono sería capaz de mejorar y otras tantas corregir. Porque lo que se pone hoy en la balanza son algunas cuestiones que no fueron de total agrado de parte de algunos directivos, quienes ven cierta dificultad a la hora de mensurar este tipo de funciones. No obstante para lo que se viene algunas cosas deberán cambiar.

En una entrevista con Ovación, el pasado fin de semana, Gordillo fue claro cuando hizo referencia a su “deseo” de seguir (“me quedaría a vivir en Central” "me quedaría a vivir en Central", fue una de las principales frases). Según dijo, está convencido de qué camino debe tomar el club de aquí en más, apuntando a una inserción progresiva en el primer equipo de parte de los chicos de divisiones inferiores. Pero las cuestiones de fondo, entre dirigentes y el actual secretario deportivo, van más allá de lo estrictamente futbolístico.

Lo que hay en el medio es una serie de planteamientos de parte de la dirigencia de Central con respecto a situaciones muy puntuales, de las cuales el Mono ya está al tanto y no tendría inconvenientes en aceptar. El club ya tiene instalada la figura del secretario deportivo y en caso de que Gordillo no siguiera tendrían que salir en busca de otro nombre. Hay quienes advierten que eso no sería un impedimento, pero la intención es que el Mono continúe en el cargo. Sí la directiva está obligada a decidir antes del 20 de mayo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS