Ovación

El Kily ocupará un lugar clave en las inferiores

Cristian González, como anticipó Ovación en agosto, trabajará en la formación de los pibes

Sábado 16 de Diciembre de 2017

La confirmación de Leonardo Fernández como el técnico de la primera de Central también trajo aires de cambios en la estructura de las divisiones inferiores canallas. Y ese marco de modificaciones que hará la comisión directiva para iniciar el 2018, la incorporación de Cristian González es la mejor noticia que pueden recibir los hinchas canallas. Ovación anticipó en agosto que la dirigencia canalla tenía la carta del Kily en el mazo y que la jugaría en el momento indicado. Los tiempos se demoraron ya que la coyuntura futbolística de la primera división se devoró los planes iniciales y además todo estaba supeditado a lo que pasara con Montero en el banco.

Lo concreto es que el Kily cumplirá un rol neurálgico en la formación de los chicos que acuñan sus sueños de grandeza en la ciudad deportiva de Granadero Baigorria y en zona sur, lugar en el que se entrenan las divisiones de la Rosarina. Justamente el ex volante de la selección argentina entiende que en los últimos tiempos existió una marcada diferencia entre los chicos que jugaron para los torneos de AFA con respecto a los de la Rosarina. Por eso, desde el nuevo rol que ocupará en la pirámide de las inferiores tratará de zanjar esa grieta para lograr que todos los juveniles tengan el mismo tratamiento, ya sea los de AFA como los de la Rosarina.

En ese sentido, la idea del Kily es trabajar codo a codo con Lucas Maggiolo, quien es el coordinador general de las divisiones inferiores, y también reforzar aún más la metodología de captación y aprendizaje de los pibes. Habrá compatibilidad de funciones entre González y Maggiolo, ya que el Kily estará más en contacto con los chicos en el campo de juego buscando transmitirles los conceptos futbolísticos que incorporó durante sus casi 15 años en el fútbol europeo. Mientras que Maggiolo no estará tan abocado a los trabajos en la cancha, sino que el alcance de su labor será más cercano a cuestiones administrativas. Obviamente que entre el Kily y Maggiolo habrá una interacción permanente y todas las inquietudes que tengan o surjan se discutirán en una mesa de trabajo. Eso sí, todo deberá darse dentro de un contexto alejado de egoísmos y apetencias personales.

Hace rato que González viene manteniendo reuniones con la dirigencia de Central con el único afán de involucrarse en el día a día del club. Durante el ciclo de Paolo Montero las charlas no atravesaron la frontera del intento y recién ahora se alinearon los planetas para que el Kily empiece a demostrar sus capacidades de formador. En esto mucho tuvo que ver el reordenamiento que hubo con la llegada de Fernández a la primera y la inminente incorporación de José Chamot a la reserva. El Kily mantiene una excelente relación con Leo y Chamot, a quien conoce desde los tiempos en que ambos jugaban en la selección argentina. De hecho, el Kily fue uno de los pocos que el domingo ingresó al vestuario y estuvo con los jugadores de Central una vez consumada la victoria contra Newell's en el Gigante.

Es tal el entusiasmo que tiene González con el flamante lugar que ocupará en Central que no se irá de vacaciones al exterior, como lo hace habitualmente con su familia, sino que descansará a partir del 26 de diciembre en una ciudad no tan lejos de Rosario para poder ir y venir por si lo necesitan.

Todo dado para oficializarse

La dirigencia de Central tiene previsto oficializar la semana que viene la incorporación de Cristian González. En lo relacionado a la cuestión económica y contractual sólo hay que afinar detalles, pero si hay algo que no hará el Kily es truncar su deseo por dinero. De no mediar imprevistos, el Kily estaría el 3 de enero en Arroyo Seco para estar con Leo en el inicio de la pretemporada de la primera y el 22 se presentaría ya junto al resto de la estructura de las divisiones menores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario