ovacion

El hito para el último símbolo leproso no llegó con toda la alegría

Maxi Rodríguez jugó su primer partido con 40 años, erró un gol imposible y después estrelló un tiro en el palo con el partido 0-0.

Lunes 04 de Enero de 2021

Ahora sí, Maximiliano Rodríguez entró en la historia grande de Newell’s, al ser el primer jugador en disputar un partido con 40 años. Todos los homenajes se lo habían hecho el mismo día de su cumpleaños, el sábado. Y el mayor fue el que le dio el club, al bautizar la platea alta este, la que da al museo, con su nombre y la sigla MR11 en las dos bocas de acceso a la misma. Ayer fue simplemente marcar el hito en la cancha, que no tuvo correlato en un gol propio y menos en el resultado.

La Fiera encabezó la fila india leprosa, pero no hubo estridencias ni nada especial para la ocasión. El que sí se acercó a saludarlo efusivamente fue Federico Mancuello. Después todo transcurrió dentro de los cánones normales de un partido de fútbol, el 260 de su rica trayectoria en el parque Independencia.

Maxi Rodríguez jugó de típico 9, aunque no lo sea más allá de que sus gritos (los mismos que Santiago Santamaría) digan lo contrario. Lo hizo de espaldas, pivoteando, donde no fue lo preciso que suele ser. Sin embargo, a los 15’ tuvo una opción clarísima, mejor que un penal en movimiento. Tras una gran habilitación de Llano a Palacios por derecha, el centro del tucumano pasó adrede entre las piernas de Alexis y su experimentado primo abrió todo el pie, pero cuando ya gritaba la apertura le pegó a las manos de Hoyos.

Después la Fiera desapareció por largos pasajes, hasta que el ingreso de Formica pareció renovarlo. La primera pelota que tocó el Gato combinó con Maxi y cuando vio el arco libre le pegó un furibundo derechazo que devolvió el caño derecho de Hoyos, que sólo la veía pasar resignado.

Pero el gol que se le negó a la Fiera, enseguida se le dio a Vélez, dejándole un sabor más amargo inclusive. El grito rival acentuó la sensación de que el hito de jugar con 40 años no lo premiaría con un triunfo y menos con un grito suyo. Inclusive, en el último instante, cuando Newell’s iba por inercia, ensayó un último remate, menos limpio de afuera del área, pero que Hoyos también tapó.

Un minuto más pasó para que Herrera decretara el final y no hubo una alegría colectiva que se asociara a la individual que protagonizó Maxi Rodríguez apenas movió la pelota del medio. Ahora buscará una revancha. Con 40 años, por supuesto.

Fernández otra baja

La sombra de las lesiones volvió a complicar el panorama leproso. Esta vez el que debió salir del campo de juego fue Julián Fernández, que hace rato viene con una molestia muscular y ayer apenas superó el cuarto de hora quedó tendido en el piso. Enseguida el cuerpo médico ordenó el cambio por Juan Sforza. Una baja probable ante Racing que complica las cosas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS