Ovación

El fútbol le da su adiós a Grondona

Los restos de Don Julio serán llevados hoy a Avellaneda, con la presencia de Messi, que anoche volaba hacia la Argentina para despedirlo. También venía Blatter.

Viernes 01 de Agosto de 2014

En el lugar donde Alejandro Sabella iba a oficializar su despedida de la selección nacional, personalidades de todos los ámbitos del fútbol, pero también de la política, le dieron el adiós a quien manejó de manera inflexible los destinos del deporte más popular de los argentinos durante los últimos 35 años. Los restos de Julio Humberto Grondona fueron velados ayer en el predio que la AFA posee en Ezeiza y hoy serán enterrados en el cementerio de Avellaneda. Y para hoy, antes del traslado previsto para el mediodía, se esperaba el arribo de la máxima figura del equipo albiceleste, Lionel Messi, lo mismo que el presidente de la Fifa, el suizo Joseph Blatter.

El gimnasio de futsal del predio afista se erigió desde las 20 del miércoles en la sala mortuoria por la que desfilaron desde entonces representantes del ambiente futbolístico, político y dirigencial. Y aunque anoche mismo era esperado, al cierre de esta edición Messi aún no había llegado a Ezeiza.

El capitán de la selección argentina suspendió inmediatamente las vacaciones que estaba disfrutando junto a su familia en una isla de Capri y por las redes sociales ya había mandado su mensaje: “Día muy triste para el fútbol, para toda la Argentina y para mí. Nuestro Presidente de la AFA, Julio Grondona, nos ha dejado. Quiero mandar mis condolencias y un abrazo muy grande a todos sus familiares y amigos”.
Messi debe presentarse el lunes en Barcelona para volver a tomar contacto con su club después del Mundial, pero no dudó en hacer el periplo de 13 horas en avión desde Europa para acompañar al presidente que siempre lo protegió.
Messi no fue el único integrante de la selección en llegar al predio de Ezeiza, ya que en las primeras horas de ayer coincidieron Javier Mascherano, Fernando Gago y Maxi Rodríguez. El jugador de Newell’s solicitó un permiso especial al técnico Gustavo Raggio para faltar a la práctica vespertina.
Otro rosarino que estuvo fue Cristian González (ver aparte) y en un momento coincidieron en el velatorio Juan Román Riquelme y Martín Palermo, las ex megaestrellas de Boca que terminaron enfrentados. En cambio, llegaron juntos dos amigos de siempre, Alfio Basile y Mostaza Merlo.
Presidentes de los clubes, funcionarios políticos y por supuesto el círculo íntimo de Grondona pasaron durante todo el día por Ezeiza. También acompañaron a los familiares otros dirigentes de gran predicamento internacional, como el uruguayo Eugenio Figueredo,  presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), su antecesor, el paraguayo Nicolás Leoz y el titular de Real Federación Española, Angel Villar.
Además de Lionel Messi, al cierre de esta edición también se aguardaba la presencia del presidente de la Fifa, Joseph Blatter, quien calificó a Grondona como uno de los grandes dirigentes que tenía el fútbol mundial pero sobre todo como “amigo”.
A los 82 años, y luego de que el martes a la noche ofreciera sus últimas palabras públicas, confirmando que Sabella no seguía al frente de la selección y que ya tenía en mente su reemplazante (¿era Martino?), a Grondona lo sorprendió la muerte. Con 82 años dejó una marca indeleble, y ayer todo el mundo futbolístico y extra, lo testimonió.

NA

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS