Ovación

El Fifagate hizo olas en esta parte del mundo

El Fifagate continuó ayer y seguramente seguirá sumando capítulos en el tiempo, aunque quizás con acontecimientos puntuales más espaciados, al ritmo que se tome la Justicia.

Sábado 30 de Mayo de 2015

El Fifagate continuó ayer y seguramente seguirá sumando capítulos en el tiempo, aunque quizás con acontecimientos puntuales más espaciados, al ritmo que se tome la Justicia. Y nuevamente tuvo mucha implicancia en el fútbol argentino y en el latinoamericano. En el día de la rererereelección de Joseph Blatter como presidente de la Federación Internacional del Fútbol Asociado, pasaron hechos muy significativos: el allanamiento a las oficianas de Torneos y Competencias y de Full Play por parte de Interpol fue uno de ellos, como la decisión del bloque regional de la Conmebol, en el que por supuesto estuvo incluida la AFA, de darle la espalda por primera vez al suizo en la votación, aunque Ecuador y quizás otra asociación (¿Brasil?)votó al final a favor. Si hubo o no presiones de los gobiernos nacionales para sufragar en contra, sólo puede intuirse, pero sugiere una estrategia y acaso un pase de factura hacia quien, de mínima, no hizo nada para proteger a las asociaciones involucradas en las denuncias de la fiscal general de Estados Unidos, Lorena Lynch.

El mundo estaba expectante sobre la elección en la Fifa, pero pocos dudaban de que Blatter ya tenía ganada la partida, más allá de que le iban a restar apoyos. Por eso tuvo que ir a un ballotage que al fin no se hizo para ganar de nuevo. Y uno de los dirigentes representantivos de la Fifa ayer en Zurich, el presidente de River Rodolfo D'Onofrio, informó que tanto la AFA como el bloque de la Conmebol votó a favor del príncipe jordano Ali Bin Al Hussein, el único que le disputaba el poder. No por nada, habría sido Michelle Bachelet, la presidenta de Chile, país organizador de la Copa América que comenzará el 11 de junio, la que presionó para que toda la Confederación vote en contra del suizo. Aunque dos federaciones le habrían puesto de todas formas el sufragio.

Mientras eso ocurría en Suiza, personal de la Interpol en conjunto con efectivos de la la Policía Federal Argentina, realizó procedimientos sorpresa en las sedes de las empresas sospechadas de pagar comisiones ilegales para obtener los derechos de televisación de los eventos deportivos. Tras una orden del juez federal Claudio Bonadío, autoridades de la Organización Internacional de la Policía Criminal, junto con los uniformados argentinos, se presentaron en la sede de Torneos situada en el barrio porteño de San Telmo. Allí se llevaron los CBU de computadoras e información contable que sirva para esclarecer la causa que involucra directamente a Alejandro Burzaco, el CEO de la compañía, que permanece prófugo, seguramente en Europa.

Al mismo tiempo se desarrollaron operativos similares en Full Play, franquicia a cargo de Hugo y Mariano Jinkis, los otros sospechados por la fiscalía americana, mientras que en Uruguay se allanó Datisa, la empresa que se conformó con inversores de Torneos, Traffic y Full Play para lucrar con la transmisión de las Copas América de este año, 2016, 2019 y 2023.

Además se supo que la lupa está puesta en el certamen que se disputará el año que viene en los Estados Unidos, la Copa América del Centenario, al considerar que esta serie de ilícitos afectaron a entidades bancarias, empresas y organismos gubernamentales del país norteamericano.

El juez Bonadío ordenó el arresto de Burzaco y de los Jinkis, quienes son requeridos por Estados Unidos con fines de extradición y el Poder Ejecutivo nacional no se opondría. Los tres figuran en una lista de 14 acusados, entre ellos ex funcionarios de FIFA (siguen detenidos varios de ellos en Suiza), por supuestos sobornos en contratos de televisación de fútbol, escándalo que conmovió al mundo. En tanto, los abogados de Burzaco y Jinkis, padre e hijo, cuya firma también funciona en la sede de TyC, intentaron sin éxito que el juez decretara una eximición de prisión. Y al no presentarse, permanecen prófugos.

El Fifagate promete seguir haciendo olas en el continente y por supuesto en la AFA. Los acusados no dijeron palabra todavía. Continuará.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS