Ovación

El Fangio, ahora en carrera

El autódromo local quedó en condiciones de recibir a todas las categorías nacionales con un alargue indispensable y mucho trabajo hecho en poco tiempo. Más allá de algunas críticas, sacó un aprobado.

Martes 05 de Diciembre de 2017

El regreso del TN luego de 21 años quedará marcado a fuego en la región. Los tres días intensos ofrecieron todo tipo de condimentos al espectador. Hubo piñas, polémicas y campeones en las clases 2 y 3. También dejó claros mensajes puertas adentro. Haber albergado la gala de honor no hizo más que certificar que Rosario es una tentadora plaza para recibir al mundo de las cuatro ruedas. Sobre todo por la real inyección de ingreso que le brindó a la ciudad y alrededores el movimiento centrífugo que generan las carreras. Al Fangio le resta bajarle la persiana al zonal de las Agrupadas. Aunque lo significativo es que las máquinas y pelotón de obreros trabajando seguirán en el autódromo porque la idea de la provincia esencialmente y municipio es seguir con la remodelación como está proyectado para que 2018 abarque todas las especialidades del automovilismo nacional.

Para los que conocen realmente de qué se trata este particular deporte no resultó extraño ver tanta gente. Incluso podría haber reventado de verdad, de no haber sido porque muchos especularon con el clima. Mientras que muchos seguidores de la región no pudieron dar el presente por el simple hecho de que están en campaña de cosecha.

Claro que lo positivo fue que la organización local mostró mucha predisposición y comprendió que mueve otro tipo de público. Nada que ver con el STC 2000 o Top Race. El TN es más terrenal. Se emparenta al TC desde lo espiritual.

Por eso es que en esta ocasión se destinó un espacio físico generoso para que los seguidores del "chapa-chapa" acampen y hubo otros puntos de encuentro para sentirse en casa. Hasta ahí, todo color de rosa. Pero como toda bella flor, hay espinas de por medio. Porque muchos pilotos contaron que "la curva dos es un peligro". No en vano se pegaron muchos. Claro que el ingeniero de las reformas aclaró que "lo que se busca es que el circuito se haga respetar. Y lo logró", dijo Sergio Salazar. Igual, los extremos nunca son aconsejables.

A la vez hay que destacar que la fecha era para el 17 pero se adelantó y eso aceleró tiempos. Por eso hubo lógicos cuestionamientos. Se llegó con justo al alargue y ensanche de pista, de eso no hay dudas. Pero tan cierto como que el Fangio está ahora en carrera de verdad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario