Ovación

El equipo alternativo de Newell's se pareció al original y quedó afuera de la Copa Argentina

Es evidente, Newell’s no está para experimentos. Y los golpes sucesivos ya lo aturden. Entonces, salir del medio del pantano futbolístico que lo tiene atrapado es casi utópico si no pone toda la carne en el asador. Y no se trata de considerar más o menos a su rival de turno

Miércoles 30 de Noviembre de 2011

Es evidente, Newell’s no está para experimentos. Y los golpes sucesivos ya lo aturden. Entonces, salir del medio del pantano futbolístico que lo tiene atrapado es casi utópico si no pone toda la carne en el asador. Y no se trata de considerar más o menos a su rival de turno, sino de encontrar las fuerzas a cada paso, por más que el de ayer lo dio en una Copa Argentina que hoy no le interesa. Podría haber clasificado y hubiera sido positivo, tuvo un par de chances para hacerlo, pero volvió a fallar en la definición. Hasta en la de los penales.

Con los mejores que tiene (futbolistas, obvio) no pega una. Con los que vienen de atrás, tampoco. Y, encima, a ese porcentaje mínimo de fortuna que se necesita en casos así no lo tiene de su lado. Por eso quedó eliminado ante un mix de titulares y suplentes de Patronato.

Pero no se debe evaluar que le pasó sólo por fallar un penal más. Es necesario mirar que durante los 90’ el equipo alternativo de Cagna se pareció demasiado al conjunto titular del Apertura. Y lo ratificó el 0 a 0.

Sí tuvo más chances ofensivas que Patronato. No demasiado claras. Consistentes, menos. La mayoría por la claridad de Bernardi con la pelota, otras porque los paranaenses tampoco son un gran conjunto.

Y como el partido no se vio por TV, es necesario contarlas un poco más, porque en el resumen muy pocas jugadas pasarán. Tal vez sí el tiro libre de Aquino (19’, la primera llegada) a media altura y al palo izquierdo que despejó Bértoli. La que encontró Muñoz en la medialuna (32’) y le dio a las manos del arquero, y la que el mismo enganchó alta tras un tiro libre de Faravelli (45’) al corazón del área.

¿Y las de Patronato? Sí, vienen después. Ahora se trata de enumerar las de la Lepra. Las del segundo tiempo. La destacable, el cabezazo al palo izquierdo de Aquino tras pase de Bernardi. Las desperdiciadas por falta de consistencia como delantero de Noir (51’, 53’ y 58’). El intento desde afuera del área de Lucas (66’) que atajó el arquero. Y la última (86’), un buen desborde del pibe Hachen que Faravelli no logró conectar bien.

Parecen muchas, pero sólo parecen. ¿Y las de Patronato? Fueron siete (9’, 13’, 39’, 40’ , 56’, 64’ y 88’), pero tampoco demasiado claras y Guzmán zafó bien, dejó por primera vez su arco en cero.

Si ya en el aire caliente de Santa Fe se olfateaba el empate en cero desde el primer tiempo. Se veían venir los penales. Una linda y emocionante definición de ganador, la que celebró Patronato con un 5-4 tras igualar la serie inicial de cinco remates.

Y aunque parezca que fue por culpa de ellos que Newell’s se quedó afuera de esta Copa Argentina, lo cierto es que se despidió muy rápido porque falló en la mirada previa de cómo y con quiénes debía jugarla. ¿Que se dice con el resultado puesto? Y, de eso se trata. De predicciones hay que consultar con una bruja. ¿De paso esto serviría para cambiar la onda? Pero, no. Es preferible encontrar otro camino futbolístico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario