Ovación

El destino de los equipos rosarinos tiene un fixture

Que Newell’s y Central afrontarán un semestre inusual para lo que dicta su historia, es casi redundante. Cuando empezó la temporada quizás se pensaba que faltaba mucho...

Domingo 20 de Enero de 2008

Por Gustavo Conti / La Capital

Que Newell’s y Central afrontarán un semestre inusual para lo que dicta su historia, es casi redundante. Cuando empezó la temporada quizás se pensaba que faltaba mucho, que había tiempo para revertir lo que decían los promedios, pero esa impresión sólo le sirvió en parte a los rojinegros mientras que a los canallas, que ni soñaban con envolverse en esta realidad, les pegó más duro, ya que hicieron una campaña pésima, al punto que todos los involucrados en la lucha de los promedios les descontaron muchos puntos en el Apertura. Y son los más obligados entre los que dividen por tres temporadas. Pero, ¿cuáles son las perspectivas comparativas para ambos si se toma en cuenta el fixture? En ese aspecto, parece que el equipo de Caruso saca una pequeña luz.
  A diferencia del Apertura, donde todavía se podía pensar en que había margen, habrá varios partidos con características plenas de final. Y aunque todos serán de 3 puntos, habrá varios que valgan 6. Serán los que enfrentarán a los rivales del descenso. En principio, y salvo que Huracán o Argentinos y Gimnasia (LP) hagan una campaña tan pésima como la de Central, serán siete los que pelearán por eludir, no sólo los dos lugares del descenso directo, sino también los dos destinados a promocionar.  
  Y la gran ventaja leprosa en este aspecto es que de sus seis rivales, a la mitad de ellos los recibirá en las últimas cuatro fechas: Olimpo (16ª), Gimnasia de Jujuy (18ª) y San Martín de San Juan (19ª). Mientras que también jugará en el Coloso ante Racing temprano (4ª), y sólo le tocará visitar a Central (9ª) y a Colón (15ª). Además, Newell’s cuenta con el buen antecedente de su excelente performance en casa.
  El aspecto negativo que no debe soslayarse es que sus dos peores actuaciones en el Parque en el último torneo Apertura fueron justamente ante rivales directos: perdió con Central y estuvo a un minuto de caer también ante Colón, como si le hubiera pesado más los partidos de valor doble. También sucumbió frente a Racing y Olimpo, ambos fuera de casa, y recién se reinvindicó al final del torneo con los triunfos que cotizaron en oro en Jujuy y San Juan.
  Por el contrario, y aunque cueste verle algún costado positivo a la campaña canalla en el pasado Apertura, hay que remarcar que sólo cayó ante Colón en Santa Fe ante adversarios directos. Venció a Newell’s y San Martín, y empató con Racing, Olimpo y Gimnasia de Jujuy.
  Ante estos rivales, Central repartió la localía y ahora se invertirá la condición. Y, como se dijo, mientras el equipo de Caruso recibirá a los equipos del interior comprometidos, el equipo de Madelón los visitará a todos, aunque a partir de la segunda mitad del torneo sólo irá a San Juan (18ª). Tampoco es bueno para Central cerrar su campaña con dos encuentros fuera de Arroyito, ya que en la última jornada irá a La Paternal.

<<Los grandes
  Otra referencia importante son los equipos grandes. En esta circunstancia, es mejor tenerlos de local. Y en ese aspecto, la ventaja será canalla. Es que recibirá a Boca, Independiente, River y Racing, mientras que sólo visitará a San Lorenzo. El problema canalla es que, ante estos adversarios, en los últimos campeonatos hizo actuaciones decorosas de visitante, pero siempre dejó la impresión de que se aprovechó de su condición de punto, por lo que la presión la tenía el otro. En el Gigante, toda la responsabilidad será canalla.
  Newell’s, en cambio, visitará a tres grandes (San Lorenzo en el debut, Boca e Independiente en la segunda mitad) y recibirá a Racing y River. Si repite lo del Apertura, no debería temer en el Coloso pero debe corregir de visitante, donde no rescató ni siquiera un punto.

<<El clásico
  Como se dijo, cada partido ante un rival directo valdrá el doble. Esa calificación le vale al Central-Newell’s de la 9ª fecha. Pero, como Ovación tituló en la previa del partido del Apertura: “El clásico es lo de menos”. Es decir, será un partido de igual valor a los otros 18 del Clausura, porque como nunca el folclore de un hipotético resultado a favor de uno no determinará nada. El mensaje apunta sobre todo a no cargar de dramatismo al encuentro por sus derivaciones violentas, afirmando que no se resolverá nada ahí.
  Una prueba palpable fue el clásico del Apertura. Central lo ganó pero Newell’s fue el que terminó más aliviado el año. Y cabrá lo mismo para el partido del Clausura. Si los hinchas lo entienden igual que lo hicieron en el Coloso, donde hubo excelente comportamiento general, no habrá que temer nada sea cual sea el resultado.

<<Además del resultado
  Por supuesto, el fixture será una parte clave del torneo pero no la única. Y lo que tanto Central como Newell’s deberán reducir son los márgenes de error. En ese aspecto, los auriazules tienen más recorrido por hacer: deberá aprender a cerrar los partidos (una buena manera es, aunque sea del clásico rival, ver los últimos minutos de los últimos tres encuentros de Newell’s para aprender de Da Silva) por si se le vuelven a presentar finales tan favorables.
  En ese aspecto hubo casos muy puntuales en Central: 1- Ante River: por más que tenían razón, la inútil protesta de Castellano le dio excusas a Lunati a seguir el partido dos minutos más y que le empataran. 2- Ante Estudiantes: con el piso inundado, por lo que no se podía hacer circular la pelota y sólo se podía llegar por arriba, no se pueden cometer dos faltas similares en tres cuartos rival. De la última llegó la igualdad de Lugüercio de cabeza. 3- Ante Tigre: sacaba un buen punto con diez y en un córner en el adicional, en vez de retener la pelota, se mandó el centro al área. O el mismo Zelaya, en vez de demorarla junto al banderín, pateó al arco. 4- Ante Gimnasia LP: le sobra calidad, pero no vale la canchereada de Raldes para cederla atrás de pecho, en un pase mal dado que terminó en el 2 a 2. No valdrán tampoco, reacciones infantiles de experimentados como el Kily González ante Vélez.
  Y por el lado de Newell’s, si bien sus mayores vicios ocurrieron con el anterior cuerpo técnico (jugar ante Tigre como equipo chico, guardar equipo ante Arsenal o hacer una táctica sólo para proteger la vuelta de Zapata ante Central) valdrá recordar en el ciclo Caruso la apatía que mostró ante Gimnasia o la desconcentración del final ante Olimpo. Además, aunque corresponda a la temporada anterior, los hinchas deben recordar (sobre todo el grupo de costumbre) para no repetirlo, que si no le hubieran descontado 3 puntos por los incidentes ante River del Clausura 2007, hoy estarían a salvo de todo. Entonces, en esta etapa también el comportamiento de la gente será fundamental.

<<Conclusión
Newell’s parece correr con una pequeña ventaja respecto a Central en el fixture, de hecho también la tiene por la posición que logró en el Apertura, y ahora se anticipó contando con tres de los cuatro refuerzos permitidos contra sólo uno de los auriazules. De todas formas, más allá del valor que tienen los detalles, la verdad se verá a la hora de jugar, donde todo lo precedente puede cobrar el valor de lo relativo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario