Rusia 2018

El desafío: apoderarse de la llave maestra

Abre todas las puertas, pero en cada una Argentina se topará con selecciones de estirpe mundialista: ahora Francia.

Viernes 29 de Junio de 2018

Y cayeron todos de este lado de la llave. Bueno, también Argentina hizo lo imposible para quedar por este sector al ser segundo del grupo D. Igual, siempre se dice que para ser campeones hay que ganarles a todos. Pero es mentira. O pregunten por España, que mira para abajo y recién en semifinales le aparece un rival de estirpe mundialista como es Inglaterra. En cambio, la selección de Messi y compañía los tiene a todos en hilera.

Es cierto, estas selecciones también deben lamentarse de la misma manera, sosteniendo el extra de que para llegar a semifinales se toparán con la impronta del mejor jugador del mundo, del rosarino que si está de diez, como su camiseta, puede ser insuperable.

Las cosas se dieron así. Igual, a ningún grande le sobró demasiado. Todos sufrieron bastante. No sólo Argentina clasificó a duras penas en el segundo puesto. Si hasta un grande, tal vez el más grande con chapa recién lustrada y brillante, ya hizo sus valijas y mira a Qatar 2022. Sí, Alemania, el último campeón y gran ejemplo para todos los países futboleros. Ah, por las dudas que alguien pueda negar que fracasó, el que lo despidió fue Corea del Sur, de inexistente campeonato local y en un par de minutos extras.

Había que llegar a octavos de final. Era una obligación. Parecía un trámite para Argentina cuando fue el sorteo. Pero como a Sampaoli y a los jugadores se les mezclaron los papeles, y todavía están tratando de apilarlos donde corresponde, el pasaje quedó recién marcado en Rojo a los 86'.

Ojo, a Francia, el rival, no le sobró nada para el 2-1 a Australia, el 1-0 a Perú y con el 0-0 pautado con Dinamarca.

A Uruguay y Portugal también les costó para llegar a enfrentarse en esta instancia y quedar en el camino de cuartos de final con un posible choque ante Argentina. Los charrúas recién encontraron el 1-0 a Egipto con un cabezazo a los 89', sufrieron más de la cuenta en el 1-0 a Arabia Saudita y quedaron primeros con un 3-0 ante los suplentes de Rusia. Mientras que los portugueses jugaron un partidazo en el 3-3 con España, los salvó Cristiano Ronaldo con un tiro libre en el 1-0 a Marruecos y cerraron con un 1-1 que no los hizo trizas de milagro en la última jugada porque enfrente estuvo un iraní que le pegó con una chancleta de frente al arco.

De superar a dos de estos tres rivales, en el camino albiceleste asomaría Brasil en semifinales. El gran cuco que apenas empató 1-1 con Suiza y les ganó 2-0 a rivales accesibles como lo fueron Costa Rica y Serbia.

Claro, si México no los da de baja como hizo con Alemania al vencerlo 1-0 en su debut. O si Bélgica lo deja llegar a las semis (obvio, Japón no lo asusta). Es cierto, esos parecen rivales de la otra llave, la más sencilla, la que debió tomar Argentina de no ser por aquel pálido 1-1 en la presentación con Islandia, el 0-3 con que Croacia lo dejó en un pantano del que salió porque Banega le tiró una soga a Messi, que se aferró tan fuerte como cuando Rojo lo sacó a festejar a caballito por San Petersburgo.

Así, el fútbol, dinámica de lo impensado, presenta el desafío mundialista de este lado de la llave, de la más difícil. Y esta vez sí, para ser campeón en Rusia, Argentina deberá ganarles a todos.

España tiene la cerradura abierta

Los españoles sí que tienen el camino allanado. Ya superaron al que ellos mismos se pusieron adelante (el despido de su DT), el más que justito 1-0 a Irán de la 2ª fecha y el no menos preocupante 2-2 con Marruecos de última. Igual, lo tienen de arranque a Rusia, que asusta un poco por el gigante que le apareció de 9 y por ser local. En cuartos les puede tocar Croacia (ahí debería estar Argentina) o Dinamarca, que no asustan por peso histórico. Lo mismo sucedería en semis si llegan a chocar ante Suecia o Suiza, que son los que puedan cortar la proyección de Inglaterra, que es el único que puede asustarlos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});