Ovación

El defensor Walter Ribonetto no entra en pánico

Walter Ribonetto alzó la voz ante los periodistas y habló con conocimiento de causa. El defensor canalla le sacó una foto al delicado momento futbolístico sin necesidad de derramar más alcohol sobre las heridas. Afirmó que todavía cree que el equipo evitará la promoción y descartó de plano que Central corra riesgo de descenso directo...

Miércoles 03 de Junio de 2009

Walter Ribonetto alzó la voz ante los periodistas y habló con conocimiento de causa. El defensor canalla le sacó una foto al delicado momento futbolístico sin necesidad de derramar más alcohol sobre las heridas. Afirmó que todavía cree que el equipo evitará la promoción y descartó de plano que Central corra riesgo de descenso directo, por más que las matemáticas indiquen lo contrario.

—¿Firmás la promoción?

—Hoy estamos en esa situación y tenemos que asumirlo. Creo que lo peor que nos puede pasar es jugar la promoción. Pero tenemos que llegar bien a esa instancia si no podemos zafar de todo. Igual, Central es un grande y un equipo de la B Nacional no te puede hacer daño.

—Entonces no ves como una amenaza para Central el descenso directo.

—No, es imposible que nos vayamos al descenso.

—¿El equipo está preparado en lo psicológico para jugar la promoción?

—Jugar la promoción no es la muerte de nadie. De hecho, me tocó jugarla en la temporada 2001/02 con Lanús (ver aparte) y reconozco que es difícil. Sobre todo porque el equipo que viene del ascenso no tiene nada que perder. Igual, en la actualidad hay muchísima diferencia entre un equipo de la primera y uno de la B Nacional. Los partidos siempre se ganan en la cancha.

—¿Lo peor de esta situación es que para zafar de todo ya no depende sólo de ustedes?

—Es cierto, la derrota del sábado nos puso en una situación delicada. Pero no hay que bajar los brazos. Si Central gana los tres partidos que faltan, los otros equipos están obligados a ganar. No está dicha la última palabra ni Central está vencido.

—¿Te molesta que hagan cuentas de que San Martín de Tucumán sacará los nueve puntos y eso le permitiría salvarse de todo?

—A los que están como nosotros también les falta jugar partidos muy complicados. Gimnasia La Plata todavía tiene que jugar contra Colón y Boca. Racing recibe a Boca. Está todo supeditado a lo que hagamos nosotros contra Argentinos. Si ganamos, damos un paso muy importante para salvarnos. Los otros equipos también están tan obligados como nosotros. Ahora también se metió en la pelea Godoy Cruz.

—¿El rival de Central es el propio Central?

—Puede ser. Estamos muy apresurados en querer salir de esto lo antes posible. Queremos jugar la última fecha antes de pensar en Argentinos Juniors.

—¿Por qué el equipo llegó a esta situación asfixiante?

—Hay muchas cosas que ahora no vale la pena puntualizar. Pero este plantel vivió en muy poco tiempo cuatro cambios de técnico. Eso nunca es aconsejable. Lo conveniente es empezar con uno y terminar con el mismo.

—¿La gente ya le perdió la paciencia a este equipo?

—A la gente de Central no le podemos decir nada. Porque nos apoyó en todos los partidos. Entendemos su impaciencia. Igual, estoy convencido de que con un triunfo cambia todo.

—¿Les dolió que ante Independiente los despidieran con insultos?

—Claro que nos dolió porque nosotros somos los que podemos cambiar esta historia.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario