Ovación

El Dakar larga con expectativa acotada

A las 16.30 se inicia el rally que se corre en un solo país sudamericano por primera vez, Perú, que fue acotado en etapas y no tendrá a Argentina en el mapa, ni pilotos de la región

Domingo 06 de Enero de 2019

Los Reyes Magos se detienen sólo en Perú para darle el regalo esperado a los tuercas de cada verano sudamericano. Es que por primera vez desde que puso pie en el continente, el Dakar se disputará en un sólo país y por primera vez también Argentina no lo verá pasar. A la tarde arranca la ceremonia interminable sobre la rampa ubicada en la capital de Lima y las 345 máquinas luego harán un enlace de más de 200 kilómetros para desembocar en el primer especial hacia Pisco de sólo 84. Fox Sports 3 iniciará la transmisión a las 15.30 y una hora después comenzará la inauguración que durará por TV hasta las 21.30. Habrá además menos argentinos en pista que nunca y de hecho ningún representante de la región. Muy devaluado.

Como si eso fuera poco, esta 41ª edición, la 11ª en Sudamérica, será más corta que nunca en días de duración y recorrido. Abarcará sólo hasta el 17 de enero, es decir apenas 11 jornadas, con una de descanso, por lo que habrá sólo 10 etapas de competición. Serán apenas poco más de 3 mil kilómetros de carrera, nada en comparación con las anteriores que indefectiblemente tuvieron a Argentina como sede y que cuatro veces Rosario vio pasar, además de albergar una largada y el último vivac. Por eso suena más lejano que nunca. Mucho más si se considera que en 2018 lo corrieron cuatro pilotos de la región y todos llegaron: por primera vez lo hizo un rosarino, Charly Joffre, y un sanlorencino, Alejandro Fantoni, ambos en cuatriciclos. En esa categoría Pablo Novara, de la localidad de Bauer y Sigel cerquita de Rafaela, también arribó en su segundo intento. Y en UTV el baigorriense Leonel Larrauri también hizo historia junto al funense Fernando Imperatrice, ganando inclusive una etapa.

Pero no estarán ninguno de ellos, apenas el santafesino Mauro Lipez de acompañante del boliviano Sebastián Guayasamin en autos. Y habrá mucho menos argentinos, aunque varios con expectativas grandes. Uno de ellos es el experimentado mendocino Orlando Terranova, con un Mini que promete ser de nuevo la vedete ante el retiro de Peugeot. Claro que en la marca estará el campeón Carlos Sainz y Monsiuer Dakar, Stephane Peterhansel, además de ex campeones como Nani Roma y Cyril Despres. Otro será el salteño Kevin Benavides, piloto oficial Honda, que viene de lograr un histórico 2º puesto en 2018. Y también hay que poner en carpeta al Coyote Villagra, con el Iveco en camiones, aunque su contra es que vuelve a correr el dueño de su equipo, también ex campeón, Gerard De Rooy.

La categoría que más creció fue UTV, porque son más que quads y menos que autos, y más económicos. Ahí ganó Larrauri el último especial corrido y sólo un argentino irá por la gloria: el Pato Juan Manuel Silva, que en su primer Dakar corrió en un buggy similar y llegó.

El terreno será el 70 por ciento de dunas, quizás lo más parecido a cuando se corría en Africa. El número de participantes no decayó como sí el de argentinos pero la organización, para no hacer decaer el ánimo competidor, permitirá que aquellos que abandonen antes del descanso se reinserten en la segunda parte, claro que ya en otro clasificador. El Dakar estará cerca pero más lejos y acotado que nunca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});