Ovación

El Dakar descansa y mañana inicia de luto su fase más dura por el desierto chileno

El rally, de luto por la muerte de un electricista de 24 años, tendrá mañana su tramo más dura en Chile cruzando los desiertos de Antofagasta y Copiapó. Por ello, el descanso de hoy en Arica es crucial para reponer fuerzas y afinar equipos, sobre todo por lo estrecho de los registros.

Sábado 08 de Enero de 2011

El Rally Dakar, de luto por la muerte de un electricista de 24 años, inicia mañana su fase más dura en Chile cruzando los desiertos de Antofagasta y Copiapó.

El español Carlos Sainz en coches, su compatriota Marc Coma en motos y el argentino Alejandro Patronelli en cuatriciclos deberán defender su liderato en una competencia más estrecha que en anteriores ediciones.

“En motos, raramente en la historia del Dakar, la plataforma de los competidores ha sido tan homogénea”, sostuvo el director adjunto de la prueba, Frédéric Lequien. El ejecutivo agregó que por primera vez en años se cuestiona la supremacía de la firma holandesa KTM en la categoría, donde ahora lucen también las escuderías Aprilia y Yamaha.

La sensación es compartida por los pilotos, que saben que en el Dakar un error puede ser clave, sobre todo al ingresar a Copiapó, donde el año pasado decenas de ellos quedaron fuera de carrera.“Lo cierto es que 22 minutos de distancia con los líderes no es nada”, dijo el motociclista chileno Francisco López, tercero en la tabla general. “La carrera comienza ahora”, aseguró.

Por ello, el descanso de hoy en la ciudad de Arica, en la frontera con el Perú, es crucial para reponer fuerzas y afinar equipos, sobre todo por lo estrecho de los registros.“Estamos muy cerca. Llegamos al día de descanso con una ventaja muy pequeña”, admitió Sainz, quien mantiene una distancia de apenas dos minutos sobre su escolta, el qatarí Nasser Al-Atiyyah.

Ambos competidores anotaron ya en 2010 la menor diferencia jamás registrada en un Dakar en la categoría de autos, con una ventaja de sólo dos minutos y 12 segundos para Sainz al final del rally.La legión argentina en cuatriciclos, con Patronelli con 16 minutos de ventaja sobre Tomas Maffei, parece también lista para otro triunfo en la categoría, sólo amenazado por el checo Josef Machacek.La mayor dificultad para los pilotos será ahora la navegación y en especial el paso por los puntos de control, debido a la falta de caminos y referencias en Copiapó.

El desafío comenzará mañana con el retorno al sur viajando hacia Antofagasta por un tramo cronometrado de unos 600 kilómetros dividido en dos etapas. Desde Antofagasta los pilotos se dirigirán el lunes hacia el desierto de Copiapó, donde este año fueron rescatados 33 mineros a 700 metros de profundidad.(DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario