Ovación

El crédito continúa abierto

Jaguares pagó caro las desatenciones que tuvo. No jugó bien pero el triunfo no estuvo lejos.

Domingo 12 de Mayo de 2019

En el inicio de la gira por Oceanía, Jaguares pagó caro algunas desatenciones defensivas en el primer parcial y cayó ante Highlanders 32-27 en un partido donde los detalles terminaron inclinando el rumbo del juego. El equipo argentino, que había rotado muchos nombres, sacó un valioso punto bonus pero se fue disconforme porque si bien no fue un buen partido, el triunfo no estuvo lejos. A pesar de la derrota, el equipo de Quesada quedó a un punto de Sharks, el líder de su conferencia.

El arranque había sido alentador para el conjunto argentino, que rápidamente se puso en ventaja y dominó las acciones para sorpresa de los anfitriones. Pero a diez minutos del final del parcial, el equipo entró en un bache, hubo mucha desconcentración y sufrió el poder de fuego del equipo neocelandés, que con tres tries pasó a dominar la escena.

Lejos de sentir el golpe, en el complemento, los dirigidos por Quesada tomaron la iniciativa y después de una gran combinación, Marcos Kremer (uno de los mejores) apoyó para descontar y volver a poner al equipo en partido.

Jaguares fue por más. Poco le importó haber llegado a Nueva Zelanda el martes y con aire nuevo desde el banco, como Matera, Creevy y Lavanini, golpearon con un try de Moyano y quedaban apenas 32-27 abajo.

Por entonces faltaban 15 minutos y todo podía pasar. Pero los reiterados penales complicaron el panorama y el marcador se cerró sin alterarse. Las quejas de Quesada (ver aparte), en el final, fueron elocuentes hacia Ben O'Keefe, pero nada pudo hacer para cambiar la historia.

En otro de los partidos jugados ayer, Lions le ganó un cotejo apretadísimo a Waratahs por 29 a 28 en el Ellis Park y aprovechó las derrotas de Bulls, Jaguares y Sharks (cayó ante Chiefs 32-25) para acercarse en una conferencia sudafricana que no da respiro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario