Ovación

El Colo está de vuelta

Nico Córdoba quiso retirarse tras un accidente. Siguió y fue con éxito.

Lunes 18 de Diciembre de 2017

Nicolás Córdoba acaba de colgarse del cuello tres medallas en el Sudamericano de gimnasia de Cochabamba: la de plata en barra fija, la de bronce en paralelas y otra de plata por equipos. Claramente, subirse al podio siempre es importantísimo para cualquier deportista. Pero tratándose de uno olímpico, como fue él en Río de Janeiro y del Nº 1 del mundo en su especialidad (barra fija), que celebre en un Sudamericano quizás no debería sorprender. Pero sí lo hace y sí toma mayor dimensión porque el 2017 no lo trató bien, a tal punto que barajó la idea de dejar de competir en el alto rendimiento después de sufrir un accidente de tránsito que lo dejó fuera de carrera en competencias trascendentales. Ahí, cuando la recuperación se hizo cuesta arriba, cuando el cuerpo dolió más que ninguna otra vez, el Colo pensó en dejar del alto rendimiento. Le puso un último plazo a la recuperación y apareció la mejoría. Casi inesperadamente también los buenos resultados: "Empecé de nuevo", le dijo a Ovación. Y agregó que ahora las ganas son dobles. El 2018 se impone con objetivos bien tentadores.
   Corría el 7 de julio cuando Nicolás iba en moto por Alsina y Cerrito y un auto lo chocó de atrás. El golpe fue tan fuerte que le provocó lesiones óseas en el pie, el hombro y la mano. "Y en un momento se me apagó la tele", remarcó. La metáfora, muy propia de su estilo canchero y de buen humor, se refería al tiempo que estuvo inconsciente en el piso. Después de eso vino lo peor: soportar los dolores, encarar la recuperación y ver cómo el tiempo se iba escurriendo sin poder entrenar y sin poder competir.
   Fue por estas razones que el Colo se perdió el Panamericano que se disputó en agosto y el Mundial de finales de septiembre, demasiado para un atleta de su nivel. "Cuando llegó el momento de confirmar el viaje al Panamericano tuve que decir que no, hasta el accidente venía muy bien entrenado, creo que como para sacar medalla en el Panamericano y hacer final en el Mundial (...) Después de eso me sentía perdiendo tiempo, hacía recuperación para tratar de llegar y a la vez no me recuperaba, no podía estar en los objetivos del año, y sí, barajé la posibilidad de dejar, en todo caso más adelante podía seguir haciendo gimnasia como hobbie y abocarme al trabajo de escuelita con el que estoy".
   Finalmente, en noviembre, Nicolás pudo participar del Nacional que tuvo lugar en Mar del Plata y con ello reencontrarse con el gimnasta que es: "Me fue superbien, no había entrenado tanto y ahí clasifiqué a este Sudamericano en Cochabamba". En Bolivia la cosa fue aún mejor, con las citadas medallas de plata y bronce y otras finales en suelo y arzones: "Competí a 2.500 metros de altura, en un contexto en el que te cansás más y con estos resultados, ahora tengo más ganas, empecé de nuevo", contó.
   Al mismo tiempo, el Colo describió la presión extra que padeció en estos meses. Porque como se sabe, las becas que otorgan el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) y la Secretaría de Deportes de la Nación son en base a resultados, "rendimiento deportivo" en otras palabras. Y Nicolás, más allá de la causa mayor, no había podido estar en el Panamericano y en el Mundial. "No sabés la presión con la que viajé, ahora mi beca es de acuerdo a las medallas de un Sudamericano, a veces las entidades que nos rigen son demasiado resultadistas".
   Con el pasado inmediato un poco pisado y con los buenos resultados como avales de que el esfuerzo valió la pena, el último gimnasta olímpico de Argentina en Río está de vuelta. "Tengo muchas ganas de seguir compitiendo", insistió. Y el 2018 lo espera cargado: en mayo los Juegos Odesur, en septiembre el Prepanamericano para los Juegos de Perú, el Mundial en Doha y la primera Copa del Mundo clasificatoria hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Sumar será clave para ese sueño. Pero es posible, porque más allá de las dudas, el Colo, representante del club Provincial y entrenado por Juan Carlos Pinto, empezó de nuevo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario