Ovación

El COI, preocupado por las aguas de Guanabara

La bahía, donde se harán las regatas de los JJOO, sigue contaminada.

Jueves 26 de Febrero de 2015

El Comité Olímpico Internacional (COI) reiteró ayer que espera ver cumplido el compromiso de las autoridades brasileñas de tratar el 80 por ciento de los desechos lanzados en la bahía de Guanabara, que recibirá las pruebas de regatas de los Juegos de Río 2016.

"Nos aseguraron que los atletas competirán en condiciones seguras", contó ayer la presidenta de la comisión de coordinación de los Juegos de Río, la ex atleta marroquí Nawal El Moutawakel.

Asimismo, el director ejecutivo de Juegos Olímpicos del COI, Christoph Duby, se negó a comentar las declaraciones de autoridades brasileñas, que admitieron la posibilidad de que no sea alcanzada antes de los Juegos la meta prometida al COI para mejorar la calidad de las aguas de la bahía.

El compromiso fue reiterado esta semana ante la comisión del COI por el gobernador de Río, Luiz Fernando Pezao, quien sin embargo admitió después problemas para alcanzar la meta antes del inicio de los Juegos, el 5 de agosto de 2016.

La descontaminación de la bahía de Guanabara es uno de los principales problemas que enfrenta la ciudad a 17 meses del inicio de los Juegos.

Las aguas de la bahía reciben enormes cantidades de desechos humanos e industriales, lo que supone una amenaza a la salud de los deportistas.

Un estudio reciente de la Universidad Federal de Río de Janeiro consideró que el objetivo de reducir en un 80 por ciento la contaminación de la bahía no será alcanzado antes de 2026.

No obstante, el comité organizador de los Juegos asegura que el compromiso asumido por el COI no fue el de reducir en un 80 por ciento la contaminación, sino de tratar el 80 por ciento de las aguas cloacales vertidas allí.

En diciembre pasado, la rosarina Cecilia Carranza Saroli navegó esas aguas en el marco del Open de Río y del Sudamericano de Nacra 17, junto a Santiago Lange.

En su vuelta a Rosario, Cecilia relativizó el tema y le quitó el dramatismo: "Los europeos están bastante paranoicos con ese tema, pero yo no". Y agregó: "Este no es un tema que se hable entre los navegantes argentinos. No creemos que nos vayamos a morir por navegar en ese lugar".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario