Ovación

El clásico, un partido aparte

Hinchas canallas y leprosos aseguran que no hay garantía de triunfo y recordaron dos choques en los que el favorito perdió.

Jueves 10 de Septiembre de 2015

Suspendido por las bombas

Durante el Clausura 96, en la fecha 14, Rosario Central estaba en el 5to. lugar de la tabla y Newell’s en el puesto 19, cuando había veinte equipos en el torneo.
Los auriazules eran claros favoritos (el equipo fue prácticamente el mismo que luego salió campeón de la Conmebol). Sin embargo, y bombas mediante desde las populares canallas, la lepra ganó 2 a 0. Pero el partido se suspendió a los 18 minutos del segundo tiempo “por falta de garantías”.
El encuentro se jugó el domingo 23 de junio, a las 15.30. Era la fase regular del torneo. El arbitraje corrió por cuenta de Aníbal Hay y se jugó en el Gigante de Arroyito, si bien el local era Newell’s (estaban reformando el estadio del Parque Independencia).
Ya en la salida de los equipos aparecieron bengalas. La lepra se puso 2 a 0 y a los 65’ Petaco Carbonari le cometió un penal al Tanque Gabrich. El árbitro le sacó la roja. Y cuando Gustavo Raggio se disponía a ejecutar el penal para Ñuls, la hinchada canalla comenzó a arrojar bombas al campo de juego. Y el clásico se suspendió con triunfo leproso.

Penal y victoria inesperada

El 16 de septiembre de 2007 la suerte jugó inesperadamente del lado canalla. También en la fecha 14 del torneo Apertura, el clásico se jugó en el Coloso, bajo una intensa lluvia. Ninguno de los dos llegaba en óptimas condiciones al clásico. Newell’s, con una racha adversa de cinco encuentros sin triunfos. Central, ubicado en el último puesto de la tabla de posiciones, sin embargo fue dominador de la mayor parte de las acciones y de las mejores oportunidades.
A los 40’ el centralista Gervasio Núñez dominaba la pelota, la tiró un poco larga, quiso recuperarla y con los tapones de punta le cometió una fuerte falta a Bernardello, que aún está en Newell’s. El árbitro le sacó la roja y, como era lógico, Ñuls metió a Central contra su arco. Pero los visitantes sorprendieron en un contraataque, que encabezó el colombiano Arzuaga, a quien le cometieron una infracción dentro del área. El mismo Arzuaga ejecutó el penal y convirtió con remate fuerte y al medio.
Y Central volvió a ganar el clásico como visitante luego de cinco años (el último triunfo había sido por 2-0, en el 2002, con el Flaco Menotti como DT).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS