Ovación

"El clásico rosarino es de los más pasionales"

Fernando Cavenaghi, en diálogo con Ovación, pidió que todo salga en paz. "Ojalá que se pueda disfrutar como debe ser", dijo

Viernes 08 de Diciembre de 2017

"El clásico de Rosario es uno de los más pasionales del fútbol argentino. No tengo dudas de eso". El propietario de esta sentencia es Fernando Cavenaghi, el ex jugador que ahora se dedica a la representación de futbolistas y que jugó muchos partidos importantes a lo largo de su extensa trayectoria. Los encuentros entre Central y Newell's los observó desde afuera con atención y convivió con compañeros que siempre le hablaban de lo que significaba el enfrentamiento entre canallas y leprosos. "El Chacho (Coudet) siempre me contó todo lo que se vive en estos encuentros", expresó el ex goleador en una charla que mantuvo con Ovación.

Cavenaghi pasó por ocho entidades de distintas partes del mundo, pero en Argentina se identificó con River. En Núñez lo hizo en tres ocasiones y se convirtió en uno de los grandes ídolos millonarios, no sólo por su juego sino por sus grandes conquistas. Vivió desde adentro muchos duelos importantes y, según confesó, observó desde afuera todo lo que genera el choque entre los dos conjuntos de la ciudad.

"Por lo que representa la ciudad es un encuentro muy pasional. Soy amigo del Chacho (Coudet) y sé lo que se viene en Rosario y la locura que hay. Ojalá que sea en paz y que se pueda disfrutar de un superclásico, que es lo que hay que entender", deslizó el ex atacante que apuntó el discurso hacia la "no violencia", algo tan proclamado desde siempre y con el fin que se tenga en cuenta que sólo se trata de un duelo futbolístico.

En esa misma dirección también apuntó: "Hay un ganador y se puede hacer gastadas, joder, es parte del folclore, pero que siempre sea sin violencia. Hay que saber cambiar eso porque no es de vida o muerte. Es un partido de fútbol, esto es deporte. Todos queremos ganar porque somos competitivos. Los argentinos somos así. Ni hablar en un clásico, pero que sea en paz. Eso es lo ideal".

En varios clásicos no sucedió eso y se vio empañado por tristes episodios que se sucedieron en la previa, más allá de que la gran mayoría de los hinchas de los dos bandos apostaron por un juego en paz. Cavenaghi sostuvo que "sé todo eso, pero es lo que debemos cambiar y hay tiempo porque, caso contrario, no lo hacemos nunca. Todos lo padecen, vivir en Rosario es complicado. Muchos lo hacen afuera de la ciudad precisamente por la locura que hay, pero todo eso se debe modificar de a poco. A veces suena como una locura vivir un partido de esta forma o que haya muertos. O enfrentamientos. Eso no está para nada bueno".

Por supuesto que el tema selección también estuvo sobre la mesa de diálogo y Cavegol hizo una lectura sobre el grupo que le tocó a la Argentina. "El fútbol está parejo y no se puede desprestigiar a una selección como Islandia, que hizo una gran Eurocopa, pero lo cierto es que siempre dependerá de sí mismo. Con la clase de jugadores con los que cuenta es superior. Es el primer partido y siempre influyen los nervios. Por eso considero que el equipo de Sampaoli no debería tener problemas".

Cavenaghi estuvo dos años en Spartak Moscú, entre 2004 y 2006, y por eso sabe cómo es lidiar con el clima. Aunque en la época en que se juegue el Mundial (junio-julio) "será muy bueno. Si bien no hay un verano extenso se puede andar muy bien. Es diferente al invierno, que es más largo y crudo. Y ni hablar de la noche blanca de San Petersburgo. En Rusia se van a encontrar con un país y una costumbre diferentes a la nuestra, pero que será bueno", comentó.

Muchos sostienen que los rivales son difíciles, pero lo cierto es que hay que realizar otra mirada porque los equipos a enfrentar seguramente estarán preocupados porque les tocó Argentina.

"Claro, hay que hacer la lectura al revés. Imaginate lo que significa jugar contra Argentina, con la tradición que tenemos. Que esté Messi enfrente y jugadores de jerarquía. Para ellos es diferente e implica una doble preparación y motivación", opinó.

Esta puede ser la última chance de Messi de lograr lo que le falta, que es ganar un mundial. "Quizás le da cuerda para uno más, pero sin dudas que el momento que está pasando será una de las últimas. Todo argentino quiere que se le dé", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario