Ovación

El Chulo Rivoira insiste: "El rival de Central es Central mismo"

Hace poco más de un mes (34 días), Héctor Rivoira era presentado en sociedad como nuevo entrenador de Rosario Central. Ese día el Chulo tuvo un breve intercambio con la prensa y rápidamente se puso a trabajar.

Miércoles 01 de Diciembre de 2010

Hace poco más de un mes (34 días), Héctor Rivoira era presentado en sociedad como nuevo entrenador de Rosario Central. Ese día el Chulo tuvo un breve intercambio con la prensa y rápidamente se puso a trabajar. Pero en esos minutos de preguntas y respuestas el técnico dejó en claro la sensación con la que llegaba al club. "El rival de Central es Central mismo", dijo en aquella oportunidad en reiteradas ocasiones. De aquel momento a hoy pasaron cuatro partidos (dos victorias, un empate y una derrota), pero su discurso parece no haber cambiado. Y no sólo eso. "Siento que no me equivoqué en decir eso", reafirmó ayer el entrenador tras la práctica matutina en Arroyo Seco.

Los vaivenes futbolísticos del equipo colaboraron para que esa situación se revierta y todo se potenció con lo hecho el último sábado contra Unión, sobre todo en los primeros 45 minutos. Es que antes de eso se evidenciaron ciertas mejoras (lo futbolístico en el encuentro ante Tiro y la entrega frente a Instituto), pero la sensación de que el gran problema de este equipo canalla está puertas adentro nunca pudo ser refutada.

"¿Con cuatro partidos al frente del equipo sentís que comenzaron a revertir ese punto?", fue la consulta para el entrenador, quien señaló: "Estamos tratando de torcer esa historia y siento que no me equivoqué en decir eso. No lo hice porque ahora más que nunca puedo decir que el problema más grande somos nosotros. Pero estamos en el camino de cambiar las cosas. Lógicamente que hay impaciencia del lado de la gente y hasta de la prensa, que espera más del equipo, y está bien que así sea. Pero nosotros estamos como otros cinco o seis equipos, bien armados como para pelear y cerca del pelotón de arriba. Eso es lo que no hay que perder. Ahora hay que ganar de local como sea y a partir de allí tratar de que ese problema sea cada vez menor".

A su criterio, ¿cuáles son las causas de esos vaivenes? "No es fácil. Yo hace un mes que estoy acá y no es sencillo tener ya un balance. Siempre dije que me iba a tomar hasta el final del año para definir un montón de situaciones y tener un diagnóstico más preciso de cada jugador y desde lo futbolístico", esgrimió Rivoira, para quien la regularidad que hostiga a su equipo es algo que "puede ocurrir".

"Lo que no me esperaba era el primer tiempo contra Unión porque el equipo venía de menor a mayor. Al margen de la derrota en Tucumán, el equipo había hecho un primer tiempo a mi criterio muy bueno y eso lo tengo que poner en el haber. Después con Tiro se ganó bien y sin dudas el primer tiempo en Santa Fe fue un retroceso. Pero estamos tranquilos. Tenemos un buen plantel, pese a que tenemos que incorporar en algunos puestos. Esto lo sabe el grupo y también la comisión. El otro día sacamos un punto del suelo y al margen del cómo, vale", dijo. Y agregó: "En algunas cosas el equipo está más consolidado y en otras todavía no. Nos está costando un poco. Estamos siendo irregulares y por eso buscamos la forma de afianzarlo. Por ahí aparecen jugadores en un buen nivel y de repente bajan otros y a la otra semana sucede lo contrario. No estamos en una búsqueda alocada, sino tratando las variantes tácticas con los mismos jugadores. Yo no me aferro a ningún sistema, sino busco lo que más le convenga al equipo".

También podría entrar en el análisis si los equipos juegan contra Central de una manera especial. Para el DT algo de eso hay. "Juegan todos al límite, como debe ser. El tema que al próximo partido todos esos equipos bajan muchísimo su nivel. Obviamente hay que acostumbrarse a eso también", analizó un Rivoira al que el poco tiempo que lleva en el club no le cambió su forma de pensar. Según su criterio, aún hoy el principal rival está puertas adentro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS