Ovación

El chico Ponce mostró guapeza, temple y buen juego

En su segundo partido como titular, el delantero por el que apostó Berti tuvo una buena noche ante un gran equipo como Vélez. Sólo le faltó el gol 

Jueves 06 de Marzo de 2014

Alfredo Berti, el técnico de Newell's, apostó por un chico de 16 años. Y el pibe Ezequiel Ponce -el más joven en debutar con la camiseta leprosa- esta noche demostró, más alla de su juventud, que puede ser una buena alternativa en la ofensiva rojinegra. 

 
Es que el pibe debió batallar con jugadores experimentados como Seba Domínguez y Tobio y el propio Emiliano Papa y no sólo se la bancó si no que los tuvo a maltraer en buena parte de la noche en el Coloso. 
 
Se animó, encaró, jugó con y sin la pelota, tocó y fue a buscar, y fue protagonista en casi todas las jugadas de peligro que tuvo la Lepra en el primer tiempo, más allá del cabezazo goleador del Gringo Heinze. 
 
Y por si todo eso fuese poco armó, junto a Milton Casco, la gran jugada del segundo gol, que terminó con la definición del lateral. 
 
Ya a los 2' mostró lo que sería su noche al meter un zurdazo cruzado, pisando el área, que se fue muy cerca del palo izquierdo de Sosa.  Unos minutos más tarde, peleó un balón en el medio, alargó para Figueroa y fue a buscar la devolución al área y terminó metiendo un cabezazo que rebotó en un defensor y alcanzó a contener el arquero visitante.  
 
O en otra a los 25, cuando aguantó una pelota, y aprovechando las dudas de la defensa, sacó un remate bajo que obligó al esfuerzo del arquero Sosa. 
 
En el segundo tiempo, y pese a que sintió la exigencia, tuvo otras dos chances. Primero en un remate desde el brode del área y después cuando no llegó a conectar, a llá por los 30', una buena jugada de ataque. 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario