Ovación

El charrúa cosechó un punto con sabor a poco

Córdoba igualó 2 a 2 con Berazategui. Le atajaron un penal y se lo empataron sobre el final del partido.

Domingo 15 de Septiembre de 2019

Central Córdoba empató con Berazategui en el Gabino Sosa y dejó escapar la posibilidad, por lo menos hasta el lunes cuando jueguen Cañuelas y Laferrere, de subirse a la punta de la tabla de posiciones del torneo.

Hay que hacer dos lecturas distintas. Por un lado la del resultado. Si bien sumó un punto y el equipo estiró a siete partidos su racha sin perder, con tres victorias y cuatro empates, desde la caída en la primera fecha ante Sportivo Italiano por 1 a 0 como visitante, el 2 a 2 tiene sabor a poco. Sobretodo teniendo en cuenta que el rival no venía realizando una buena campaña y que faltando cinco minutos para terminar el partido los dirigidos por el Tati Bustos Montoya ganaban 2 a 1 y tuvieron un penal a favor para sentenciar el partido.

Y por el otro la puesta en escena donde hubo dos equipos distintos. De mitad de cancha hacia adelante se vio un equipo vertical. Más que nada por el sector derecho con Lazo y Bracco. Además contó con un delantero como Cereseto, que demostró una vez más lo importante que es para este equipo. Esta vez convirtiendo dos goles, algo que se le estuvo negando en los últimos partidos, pero esa falencia siempre la suplió con asistencias, pivoteos ofensivos y siendo el primer defensor en las pelotas paradas rivales. Pero de mitad de cancha para atrás hubo algunas distracciones de la defensa charrúa que se terminaron pagando con goles.

En los primeros 45 minutos no hubo muchas acciones de peligro. Para destacar un remate de 30 metros que el arquero Granero, la figura del visitante, le sacó con mano cambiada a Trejo cuando se jugaban 15'.

Lo mejor se vio en el segundo tiempo. Ya que a los tres minutos del complemento Yassogna habilitó a Lazo, éste ingresó al área, eludió al arquero y se la dejó servida a Cereseto para poner el 1 a 0.

Tras la ventaja charrúa, Berazategui no se quedó atrás. A los 17' Risso Patrón recibió de espaldas, habilitó a Nadalín y el centro letal para el ingresado Sosa, que puso el empate: 1 a 1 y a empezar todo de nuevo.

Cinco minutos más tarde otro desborde de Lazo le dio buenos dividendos ya que encontró la cabeza de Cereseto, quien se arrojó de palomita para poner en ventaja al charrúa.

Pero los últimos cinco minutos fueron fatales. Primero Granero le atajó un penal a Lazo y cuando el partido se moría Toranzo de cabeza, tras un córner, estampó el 2 a 2 definitivo para los naranjas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS