Ovación

El Chacho Coudet cambia, siempre cambia, con la formación canalla

El técnico canalla volverá a meter mano como en todos los partidos. Ahora serán cuatro variantes para recibir mañana a Colón de Santa Fe en un colmado Gigante de Arroyito.

Jueves 26 de Marzo de 2015

Por costumbre, necesidad o fuerza mayor, Eduardo Coudet viene metiendo mano en el equipo desde que comenzó a incursionar en su nuevo rol de entrenador. Hasta el momento no pudo repetir los mismos once dos fechas seguidas. Sin embargo, a nivel resultados viene cosechando de lo lindo porque Central es el único puntero del torneo, en el nuevo formato federal. Y para mañana el Chacho volverá a meter mano. Al menos eso es lo que se desprende de la práctica de fútbol que hizo en el country de Arroyo Seco (y por lo que destacó en la conferencia de prensa), donde metió cuatro variantes, una por línea, en relación a los apellidos que vienen de empatar en Rafaela.

Si finalmente mañana a la noche pone en escena lo que ensayó ayer, entonces el entrenador canalla realizará cuatro cambios para recibir a Colón en el Gigante de Arroyito. Adentro Elías Gómez, José Luis Fernández, Maxi González y Franco Niell por Jonathan Ferrari, Fernando Barrientos, Damián Musto y César Delgado, respectivamente.

Caranta seguirá siendo el arquero como es habitual en los últimos torneos. Jonathan Ferrari le cederá por una cuestión táctica su puesto a Elías Gómez, quien de esta manera se ocupará de cuidar el sector izquierdo. Mientras que el Chacho volverá a probar como lo hizo ante Temperley y en el segundo tiempo ante Rafaela, con Cristián Villagra de cuatro. Habrá que ver si Kity agarra la lanza y se proyecta o se dedica a cuidar la quinta como lo hizo frente al Gasolero. En tanto, la dupla de centrales no se toca, pese a algunos desacoples groseros que exhibieron en suelo rafaelino: Yeimar Pastor Gómez Andrade y Alejandro Donatti seguirán cubriendo la retaguardia auriazul.

A la vez, el mediocampo también aparecerá maquillado. Franco Cervi volverá a oficiar de volante derecho. La idea es que siga desnivelando con el pie cambiado, para además probar al arco de media distancia cuando vea el hueco.

En tanto, habrá que ver qué sucederá con Damián Musto. El volante central ayer trabajó aparte por una molestia muscular leve en el gemelo y por eso su lugar lo ocupó el pibe Maxi González, quien tiene todos los boletos para hacer su bautismo desde el vamos. ¿Nery Domínguez? "La idea es que sume minutos en reserva. Si lo llevo al banco puede jugar 80', 5' o nada. Por eso prefiero que acumule ritmo y 90 minutos de fútbol seguro", explicó el Chacho más tarde.

El cambio cantado en este paralelo será el de José Luis Fernández por Fernando Barrientos. ¿El motivo? El bajo nivel del ex Lanús y el buen presente (para el DT) de Jonás Aguirre, quien seguirá desempeñándose como carrilero izquierdo, dejando al ex Godoy Cruz como volante interno, posición que cumplió con creces en el segundo tiempo en Bahía Blanca contra Olimpo.

Por último, César Delgado volverá a ocupar una plaza entre los relevos. El Chelito además ayer se movió diferente, y Coudet prefiere llevarlo despacio para no sufrir complicaciones a corto plazo. Le dejará su puesto a Franco Niell, quien desde que comenzó el torneo debe ser junto al goleador, capitán y pieza fija Marco Ruben, el que más regularidad viene mostrando.

Está claro que Coudet no es de casarse con un esquema o ciertos nombres. Borra con la goma de la convicción cuando nota que lo escrito en el borrador no funciona acorde a su expectativa. O bien percibe que no están ciento por ciento desde lo físico.

En esta ocasión, para recibir a Colón en pos de seguir siendo el único dueño del certamen, así lo certifica. Porque ya adelantó que hará tres cambios de nombres y esperará a Damián Musto hasta último momento, pero es casi seguro que terminará actuando Maximiliano González. Sin dudas, es un técnico que hace y deshace siempre pensando y analizando en función de lo que tiene, de cómo están sus jugadores y del rival de ocasión. No deja nada librado al azar. Y hasta el instante, los números le dan la derecha.

Triste por el pésimo estado del césped

Cuando se lo consultó sobre el estado del piso del estadio, Coudet cambió su tono de voz y semblante. “La realidad es que las condiciones de la cancha son muy malas. Lo hablé con los directivos. En esto no son culpables, pero sí hay que empezar a tomar determinaciones porque sino es como que yo solo tengo responsabilidades. La realidad es que esta situación me pone muy triste”, afirmó el entrenador canalla de manera contundente. “El equipo de primera división necesita de todos. Además, hice mucho hincapié en el tema de las canchas. Si no tengo resultados y no gano partidos seguramente, más allá de dar explicaciones, voy a estar en mi casa en ese momento. Me gustaría que todos tengan responsabilidades”, acotó un Chacho tajante.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS