Ovación

El Central del Chacho Coudet llega con poco rodaje al arranque del torneo

Rosario Central jugó pocos amistosos y su director técnico Eduardo Coudet nunca pudo practicar con la mayoría de los futbolistas que tiene en el equipo base. El viernes debuta frente a Racing.

Miércoles 11 de Febrero de 2015

Hoy hay apenas algunos indicios por parte de Eduardo Coudet de lo que será el equipo que arrancará el viernes ante Racing. Pero no más que eso. Lo que sí hay es una realidad incontrastable en relación a lo que tiene que ver con el escaso recorrido futbolístico que tuvo el Canalla a lo largo de la pretemporada, más si se tiene en cuenta que en cierta parte se hizo borrón y cuenta nueva con muchas de las cosas que había y que en medio habrá una nueva apuesta futbolística. Fueron sólo tres los ensayos realizados y apenas uno de ellos bien formal, con 90 minutos establecidos. Y, está claro, quienes más pagaron esta inactividad fueron preferentemente aquellos que arribaron como refuerzos. Para muestra basta con resaltar que Jonathan Ferrari, César Delgado y Cristian Villagra no tuvieron ni siquiera un solo minuto en cancha, más allá de algún trabajo específico en el que la pelota haya rodado pero entre los mismos integrantes del plantel. Tal vez por esto el DT se incline para la mayoría de los que los que estuvieron contra Wanderers. Apenas cuatro futbolistas (Pablo Alvarez, Elías Gómez, Damián Musto y José Luis Fernández, se pudieron dar el lujo de jugar los 230 minutos que el equipo tuvo como rodaje previo.

Conseguir rivales para jugar en pretemporada fue todo un tema. Amén de los inconvenientes del caso, la falta de fútbol es notoria. Porque Central deberá saltar al césped en la casa del campeón con muchas piezas que todavía buscan ensamble. Suele decirse que los equipos terminan armándose después de la cuarta o quinta fecha, pero en este caso el Canalla puede llegar a tener sus razones para pensar que la base y los detalles finos en cuanto al entendimiento entre los jugadores puede demandar un tiempo mayor. Después, las imprevisiones que el fútbol lleva en sus genes pueden deparar cualquier cosa.

Ejemplos para citar hay unos cuantos. Uno bien claro: Alejandro Donatti y Jonathan Ferrari, la dupla que se presume titular en condiciones normales, hasta aquí no pudieron disputar ni siquiera un solo minuto juntos (siempre hablando de partidos amistosos), con todo lo que ello implica para una zaga central. El Flaco en su momento tuvo una sobrecarga y el ex Rafaela para el primer partido (Puerto San Martín Fútbol) no estaba y los otros dos (Defensores de Villa Ramallo y Montevideo Wanderers) debió mirarlos desde afuera debido a un golpe en la rodilla derecha.

Después están los casos notorios de Delgado y Villagra, dos de las caras más importantes que arribaron. Uno (el Chelito) llegó con lo justo para observar desde un palco el ensayo contra Ramallo y en la presentación formal del equipo ante los hinchas prefirió (junto con el cuerpo técnico) resguardar su físico porque llevaba muy pocos días de trabajo. Lo del Kity es mucho más sencillo de explicar: llegó sobre el final de la etapa preparatoria.

Colman, otro tanto. Para Coudet el ex Chacarita puede ser una pieza clave en la mitad de la cancha, pero la larga inactividad con la que llegó a Arroyito (su último partido oficial lo había jugado hacía alrededor de nueve meses) obligó al Chacho a exigirlo en cuentagotas. Por eso actuó 20 minutos contra Ramallo y 35 ante Wanderers.

Precisamente, en ese último encuentro preparatorio la defensa poco tuvo que ver con los que el viernes estarán en Avellaneda. Porque los únicos que jugaron fueron Elías Gómez y Alvarez, incluso este último en otra función (la de marcador central).

Y lo mismo corre para muchos otros. Caranta jugó sólo el primero (después se lesionó), Ruben en el primero lo preservaron y después sí pudo salir al ruedo con mayor decisión, Niell hasta en los ensayos la tuvo que remar siempre desde atrás y por eso no tuvo quizá los minutos que hubiese pretendido, Acuña, peor todavía. Jonás Aguirre y Walter Montoya también fueron víctimas de esa falta de competencia.

El fútbol puede lograr que el equipo sea un violín en Avellaneda y todo esto puede resultar un hecho anecdótico. Sí es un hecho que en la previa Coudet había planificado entre cinco y seis amistosos, pero entre las complicaciones que surgieron, algunas lesiones y sobre todo la falta de ritmo de competencia de muchos de los que llegaron, al equipo le pudo haber venido bien algo más de tiempo de trabajo. Es que los minutos de juego con la mayoría de las piezas que el DT considera claves compartiendo equipo fueron decididamente pocos.

Cuatro jugadores pudieron estar todos los minutos

Cuatro jugadores estuvieron en cancha los 230 minutos que incluyeron los tres amistosos que disputó Central. Son los casos de Pablo Alvarez, Elías Gómez, Damián Musto y José Luis Fernández. De no mediar imprevistos, todos serán titulares el viernes ante Racing. Seguramente Coudet hubiera preferido que más futbolistas hubiesen podido cumplir más tiempo en cancha a lo largo de toda la etapa preparatoria.

Aposticanallas

Llegaron los transfers de Colman y Alvarez
Hasta ayer Rosario Central había recibido los transfers de Gustavo Colman (proveniente de Turquía) y Pablo Alvarez (Italia). Mientras, para hoy esperan que lleguen los de César Delgado y Marco Ruben, ambos de México. Se sabe que la situación de Cristián Villagra es distinta, ya que el defensor se fue de Metalist de Ucrania libre por falta de pago y ese es un tema que deberá resolver la Fifa. Así las cosas, en Arroyito esperan que el Kity pueda ser habilitado para el choque frente a Tigre, por la 2ª fecha.

Pitana, el árbitro en Avellaneda
Néstor Pitana fue designado ayer para arbitrar el partido en el que Central debutará en el torneo frente a Racing. Hace bastante que Pitana no dirige al Canalla. En el torneo pasado no lo hizo nunca. El último antecedente data de la 14ª fecha del torneo Final 2014, en el triunfo auriazul por 3 a 2 en Rafaela, frente a Atlético, con goles de Abreu, Niell y Ferrari.

Con Tigre, por la 2ª fecha, el sábado 21
El encuentro ante Tigre, correspondiente a la segunda fecha, fue programado para el sábado 21 del corriente. Lo que resta definir es el horario.

La reserva va el viernes a la mañana
La reserva de Central enfrentará a Racing también el viernes, pero lo hará por la mañana. Será a las 9, en el predio Tita Mattiussi.

Asado después del entrenamiento
Después del entrenamiento de hoy está previsto un asado en el predio de Arroyo Seco, al que asistirán dirigentes, plantel y cuerpo técnico. La idea partió de algunos directivos y decidieron hacerlo hoy, ya que mañana el grupo está viajando rumbo a Buenos Aires. El almuerzo tiene como finalidad compartir un momento “todos juntos” en la previa del inicio del campeonato.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS