Ovación

El carril izquierdo canalla sigue en duda

El Patón Bauza tiene diez apellidos confirmados para el cotejo de esta tarde a las 15 ante Unión.

Domingo 07 de Octubre de 2018

El Patón Bauza tiene diez apellidos confirmados para el cotejo de esta tarde a las 15, ante Unión, en el Gigante, por la octava fecha de la Superliga y con arbitraje de Fernando Echenique. La duda que ayer surgió en el campamento canalla está en la banda izquierda de la mitad de la cancha. Porque Washington Camacho sufrió una contractura en el isquiotibial derecho y hoy en la previa será evaluado para definir si está en condiciones de jugar ante el tatengue. Y en caso de que no llegue el uruguayo tomará la posta José Luis Fernández.

   En cuanto al armado del equipo, el Patón debió meter mano de manera obligada en la última línea. Porque en el cotejo del miércoles ante Almagro, en el que Central avanzó por penales a los cuartos de final de la Copa Argentina, el zaguero Miguel Barbieri se desgarró el isquiotibial derecho y es baja obligada.

   Entonces para hoy el DT auriazul optó por correr a la zaga al chileno Alfonso Parot y se abrió el hueco en el lateral izquierdo para que ingrese Elías Gómez. Y ese cambio (Gómez por Barbieri) en principio iba a ser la única variante nominal en los auriazules, con respecto a los once que arrancaron el cotejo pasado ante Almagro.

   Pero ayer Camacho tuvo una contractura en el isquiotibial derecho y allí surgió la duda en la alineación canalla. Porque hoy exigirán a Camacho en la previa y si no está en óptimas condiciones su lugar será ocupado por José Luis Fernández. El resto del equipo está resuelto para enfrentar esta tarde al tatengue.

   La buena noticia fue que el zaguero Matías Caruzzo no tuvo secuelas del golpe en la zona intercostal que sufrió en el cotejo ante Almagro y hoy será titular. Es uno de los jugadores de mejor rendimiento en lo que va del semestre, es la voz de mando de la defensa y el que ordena a sus compañeros en el retroceso.

   En el medio continuará la dupla Arismendi-Ortigoza y allí deberán aparecer respuestas futbolísticas para que el equipo auriazul comience a generar juego ofensivo desde la salida por sorpresa a partir de los volantes centrales.

   Mientras que arriba seguirá el tándem Ruben-Herrera, dos que se conocen de memoria y buscarán abrir grietas en la defensa tatengue. El Patón no es de hacer cambios al por mayor y tampoco tiene por qué hacerlos, ya que su equipo salió airoso del cotejo ante Almagro, a pesar de que nadie desconoce que hay varias cuestiones a mejorar, en especial a la hora de tener sorpresa y punch en los metros finales de la cancha.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario