Ovación

El árbitro rosarino Pezzotta sigue en medio del escándalo

El diario uruguayo La República, que ayer difundió la versión de un presunto intento de soborno al árbitro Sergio Pezzotta, mediante el envío de una prostituta previo al partido entre Uruguay y Chile por las eliminatorias sudamericanas del Mundial 2010, ahora habla de “una relación” con una periodista.

Jueves 10 de Abril de 2008

El diario uruguayo La República, que ayer difundió la versión de un presunto intento de soborno al árbitro Sergio Pezzotta, mediante el envío de una prostituta previo al partido entre Uruguay y Chile por las eliminatorias sudamericanas del Mundial 2010, ahora habla de “una relación” con una periodista.

El periódico había afirmado que, previo al partido que Pezzotta dirigió el 18 de noviembre de 2007, en Montevideo, entre Uruguay y Chile, que finalizó empatado en dos goles, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) le envió a una prostituta para “atenciones”. En su edición de hoy, el diario La República se hizo eco de la presencia en el programa radial Las Voces del Fútbol, de la periodista Yosselem Rocamora, quien dijo: “Pezzotta es un amigo con privilegios; no puedo hablar de novios, tampoco de pareja” y añadió que “con él mantuvimos una relación que se inició en julio, meses antes del partido con Chile”.

La periodista señaló que conoció a Pezzotta en Buenos Aires, en oportunidad de realizarle una nota, y que allí se inició una relación que siguió en el tiempo: “Puntualmente yo fui a recibirlos al aeropuerto (al árbitro y sus ayudantes) y luego fui al hotel porque tengo una amistad con ellos...” , señaló Rocamora. “Yo fui de onda al hotel donde estaban los árbitros, estuve junto a los dirigentes de Uruguay que ofician de anfitriones, pero nunca en representación de la AUF. Ibamos a todos lados, no llevándolos a bailar ni nada de eso, sino a distintos paseos”, manifestó la periodista.

En relación a este tema, Pezzotta negó, en declaraciones radiales desde Cuzco, donde arbitró Cienciano-Flamengo, por la Libertadores, haber sido víctima de un intento de soborno en Montevideo, mediante el supuesto envío de una prostituta. “Eso es todo de muy mal gusto. Me sorprende. Evidentemente quieren perjudicar a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) o a mí. En este medio hay mucha gente a tu alrededor que a veces te quieren hacer daño. Tengo la conciencia tranquila de cómo dirigí”, dijo Pezzotta. (Télam) 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario