Ovación

Eduardo Schwank, con espíritu amateur

El roldanense Eduardo Schwank asegura: “Estar en los Juegos es todo. Siento un gran orgullo de representar a la Argentina”.

Domingo 22 de Julio de 2012

“Estar en unos Juegos Olímpicos es todo”. La sentencia no pertenece a un deportista amateur, cuya meta máxima son las Olimpíadas, sino a un profesional del tenis como Eduardo Schwank. “Es algo que siempre soñé. Es magnífico”, dice el roldanense, que cumplirá el objetivo que se propuso desde la temporada anterior. Un deseo que estuvo cargado de incertidumbre hasta que se hizo realidad al recibir un wild card (invitación especial) para jugar en dobles junto al cordobés David Nalbandian.

   “Esto es algo que siempre soñé. Desde chico veía los Juegos Olímpicos por televisión y pensaba qué grosso sería estar ahí. Y ahora me toca a mí. La verdad es que todavía no caigo. Va a ser una muy buena experiencia. Estar en unos Juegos Olímpicos es todo”, asegura el tenista, ubicado en el 54º lugar del ranking de dobles y en el 141º en el de singles.

   “Para un deportista estar ahí es un verdadero orgullo, rodeado de los mejores deportistas del mundo. También es magnífico compartir con ellos la Villa Olímpica y estar pendiente en todo momento de cómo les va a los deportistas argentinos”, dice con satisfacción.

   Si bien se puede presumir que sus prioridades son otras al provenir de un deporte en el que se mueve mucho dinero, sostiene que los Juegos Olímpicos tienen un valor supremo en su carrera. “Es totalmente distinto a cualquier torneo del circuito. Quizás se los puede comparar con la Copa Davis. Pienso que la sensación será la misma”, señala.

   “En el circuito jugás sólo para vos, y en los Juegos Olímpicos como en la Davis dejás de lado esos objetivos personales para tener otras responsabilidades porque estás representando al país”, añade.

   En los últimos tiempos tuvo un rendimiento irregular en el circuito, que se contrapone con un nivel más alto cuando le tocó hacerlo en la Davis. Lo explica por la motivación que siente cada vez que le toca jugar por Argentina. “Los Juegos Olímpicos significan una presión muy linda. Siempre me gusta jugar para Argentina. Me pasa con la Davis y me pasó con los Juegos Panamericanos (Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011). Allí tenés que dar el ciento por ciento en todo momento: en los entrenamientos, en los cuidados, en el descanso, en las comidas. Quieras o no, estás representando a un país”, comenta.

   A partir de que lo asume con esa responsabilidad es que viene planificando su participación en Londres. “Cuando me confirmaron que estaría en Londres, rearmé la gira para ir a los Juegos. Desde Wimbledon que sólo preparo el dobles. Y en Londres voy a estar entrenando una semana entera”, comenta el tenista, que aún no sabe si le tocará debutar el sábado 28 o el domingo 29 de julio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario