Ovación

Duda técnica: Paolo Montero decidirá entre González o Romero

Oficializará hoy quien jugará frente Atlético Tucumán. La teoría indica que con Maxi gana equilibrio. Y con el uruguayo el equipo es más ofensivo.

Jueves 09 de Noviembre de 2017

Todavía sigue reflexionando. En realidad está como buscando en el tablero imaginario la fórmula justa. Paolo Montero continúa deliberando en la mesa chica a quién poner mañana, a las 20.10, en el corazón del mediocampo. Tiene sólo dos cartas en sus manos. Una con la cara de Maxi González y otra con la de Santiago Romero. El entrenador de Central aprovechará la práctica matinal de hoy para develar la duda que lo envuelve por completo en la previa de la semifinales de la Copa Argentina en Formosa. El motivo por el cual aún se toma su tiempo es claro. Desde el marco teórico sabe que con el juvenil gana equilibrio en la zona de los volantes. Mientras que si se inclina por el uruguayo, el equipo se torna más ofensivo, que es justamente lo que buscará el canalla ante Atlético Tucumán. Y por obvias razones.

La lógica lo posiciona a González como el jugador a cubrir la plaza que dejó el lesionado Marcelo Ortiz y que obligó a Mauricio Martínez a recalcular su función en cancha, ya que mañana se agrupará a las filas de los defensores.

No obstante, Montero se toma su tiempo para oficializar los once. Motivos tiene de sobras. Y muy contundentes. Paolo sabe mejor que ninguno que ante el Decano se jugará el "cuero". La magra campaña en la Superliga lo dejó contra las cuerdas. La Copa Argentina es la verdadera causa del porqué sigue al frente del plantel el uruguayo, que en este semestre no pudo poner en funcionamiento a la máquina auriazul.

Por eso es que ahora no quiere errar de nuevo a la hora de armar el equipo. Menos en esta crucial instancia copera. Aunque no sólo estará el pasaje a la final. También la chance de clasificar a la Libertadores. Hay muchas cosas en juego. Formosa no será una estación más en la vida de los canallas. Sean jugadores, cuerpo técnico o dirigentes.

Ya tiene 10 vacantes cubiertas. Sólo le queda resolver quién irá al mediocampo. Con Maxi González podrá compensar la zona porque el jugador surgido de las inferiores es un típico volante de contención. Lo suyo es simple. Recuperar y tocar rápido. Y para una línea donde estarán seguros Camacho, Carrizo y Pereyra no es descabellado su ingreso. Todo lo contrario.

A la vez que si apuesta por Romero, Montero le ofrece más variables al equipo. Pero en ofensiva por las características naturales del Colorado. El técnico duda también porque sabe que Central necesita tomar el protagonismo en Formosa por causas naturales, sino las consecuencias serán letales.

Y como en esta semifinal el canalla tiene prohibido fallar, Paolo hará hoy a la mañana el último repaso táctico en pos de terminar de analizar el cuadro de situación. Porque la puesta en escena en suelo formoseño deberá ser contundente.

No obstante, al equipo le falta una sola pieza para completarse. De no mediar imponderables, Central saldrá mañana a la noche con Rodríguez; Ferrari, Leguizamón, Martínez y Parot; Camacho, Maxi González o Romero, Carrizo y Joaquín Pereyra; Ruben y Herrera, quien jamás estuvo en duda para el cuerpo técnico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario