Ovación

Ductilidad versus dureza

Argentina enfrenta a Georgia por la segunda fecha de la Copa del Mundo con la obligación de ganar.

Viernes 25 de Septiembre de 2015

Para Los Pumas el partido ante Georgia es definitivo. Sin vueltas. Si Argentina no les gana a los Lelos se queda afuera del Mundial, por eso no hay historia ni partido fácil y todo se resolverá dentro de las líneas de cal. Si Los Pumas hacen las cosas bien y pueden imponer su libreto, tienen las mejores chances para ganar. Si no habrá que pensar en 2016.
  Georgia tiene la mayoría de sus jugadores actuando en el rugby francés, lo que posibilitó el crecimiento del equipo que hoy por hoy domina el segundo plano del rugby europeo. Viene de ganar la European Nations Cup en los últimos cinco años y mejoró mucho en su juego de ataque desplegado, un déficit importante que mostró en los dos enfrentamientos ante el seleccionado argentino durante los dos últimos certámenes ecuménicos. En principio está por debajo de Los Pumas, pero no es un quince para descuidarse.
  Es un conjunto bastante tosco pero que tiene mucho coraje y defiende muy bien, como lo demostró ante Tonga en el debut y en sus anteriores presentaciones mundialistas en las que cruzó sus caminos con Los Pumas.
  En 2007 hasta el slalom de Martín Aramburu y su vuelo hasta el ingoal en la última acción, en el partido no hubo respiros. La conquista del wing redondeaba una incuestionable victoria de Los Pumas sobre Georgia por 33 a 3 en la segunda presentación del seleccionado argentino en el Mundial de Francia. Es que para poder festejar, Los Pumas debieron poner cuerpo y alma para superar a los Lelos. El primer tiempo fue muy físico. La lucha cuerpo a cuerpo prevaleció por sobre el rugby y el marcador no sufrió demasiadas alteraciones. De hecho fueron un penal de Kvirikashvili y dos de Felipe Contepomi. El cambio de estrategia en el segundo tiempo dio frutos. Los Pumas abandonaron la tozuda búsqueda con los forwards y el equipo logró otro vuelo. Así llegaron los tries. Mucho tuvo que ver la estabilidad psicológica del conjunto de Marcelo Loffreda y Daniel Baetti, que pese a que las cosas no le salieron bien durante el primer parcial nunca cayó en el desconcierto y el apuro.
  Otro factor clave fue la jerarquía individual de algunos jugadores como Felipe Contepomi, Patricio Albacete, Ignacio Corleto, Juan Martín Fernández Lobbe o Juan Martín Hernández, por ejemplo, que prevaleció por sobre la pulseada física.
  El segundo enfrentamiento entre Pumas y Lelos volvió a tener un escenario mundialista. Fue en el Arena Manawatu Stadium, en Palmerston North (Nueva Zelanda) el lugar donde ambos equipos se vieron las caras. Los Pumas llegaban al encuentro superando muchas complicaciones en la fase inicial de la RWC, por lo que el triunfo ante Georgia por 25-7 fue clave ya que con él se clasificaron a los cuartos de final de la séptima Copa del Mundo.
  El representativo albiceleste no jugó un buen primer tiempo, del que se retiró en desventaja por 7-5, pero en el complemento dominó con claridad a su rival y terminó gestando una victoria clara. Los tres tries argentinos los marcaron el rosarino Juan Imhoff (figura junto a Marcos Ayerza y el tucumano Julio Farías), Agustín Gosio y Felipe Contepomi, quien añadió dos penales y una conversión y quedó muy cerca del récord que ostenta Hugo Porta como máximo anotador de la historia del seleccionado nacional. Marcelo Bosch aportó una conversión.

Fuerte apoyo de la UAR a Galarza

La dirigencia de la Unión Argentina de Rugby emitió ayer un comunicado en apoyo a Mariano Galarza por su “honestidad, lealtad y respeto” dentro y fuera de la cancha, y ratificó que apelará la sanción.
  La entidad señaló que “apoya totalmente lo expresado por Mariano Galarza y sostenido por la UAR en la audiencia celebrada durante el día de ayer (miércoles), en el sentido que no se advierte ninguna situación de juego ilícito por parte del jugador”.
  En un segundo punto del comunicado, la dirigencia señaló que “se encuentra a la espera de la notificación completa del fallo a los fines de presentar la pertinente apelación con el objetivo de revertir la sanción impuesta”.
  “Tanto el plantel de Los Pumas, su staff y el consejo directivo, confían plenamente en la honestidad, lealtad y respeto hacia el juego y todos sus protagonistas por parte del jugador, siendo prueba irrefutable de ello, su impecable trayectoria dentro y fuera del campo de juego”.
  Concluye el comunicado que la dirigencia de la Unión Argentina confía en “poder, por los canales formales de apelación, probar que la sanción impuesta no responde en absoluto a lo ocurrido y a los criterios disciplinarios que esta unión maneja”.
  El segunda línea de Los Pumas fue suspendido increíblemente por nueve semanas y se perderá el resto de la Copa del Mundo, debido a que le habría realizado un “piquete de ojos” a Brodie Retallick, de los All Blacks, a pocos minutos de haber entrado al terreno de juego de Wembley.

Con presencia rosarina

Si bien fueron solamente tres veces las que se enfrentaron Argentina y Georgia (dos de ellas en mundiales) la presencia rosarina fue nutrida.
  El 11 de septiembre de 2007, en el marco de la VI edición de la Copa del Mundo, Los Pumas vencieron en Lyon a Georgia por 33-3. Esa tarde Federico Todeschini ingresó por Felipe Contepomi. En ese encuentro también dijeron presente Juan Martín Hernández, Juan Manuel Leguizamón, Juan Martín Fernández Lobbe y Marcos Ayerza, integrantes del actual plantel de Los Pumas.
  El 2 de octubre de 2011, en Palmerston North, en la VII RWC, Argentina volvió a imponerse, esta vez por 25-7. En ese partido jugaron los rosarinos Nicolás Vergallo, reemplazado por Alfredo Lalanne; Tomás Vallejos, quien ingresó por Mariano Galarza; Martín Rodríguez Gurruchaga, quien reemplazó a Horacio Agulla; Juan Imhoff, autor de un try y Leonardo Senatore, quien ocupó el lugar de Genaro Fessia en el complemento. Los mencionados Galarza, Imhoff y Senatore están en el equipo nacional que está disputando el Mundial de Inglaterra, al igual que Marcos Ayerza y Agustín Creevy, quien en Nueva Zelanda ingresó por Mario Ledesma.
  La tercera vez que Pumas y Lelos se enfrentaron fue en San Juan y no por un Mundial. Fue el 22 de junio de 2013 cuando Argentina se impuso 29-18. Aquella vez jugaron Tomás Vallejos (ingresó por Esteban Lozada) y Tomás Carrió. De los que están ahora en suelo sajón Tomás Cubelli, fue el medioscrum titular (y autor de un try) y Mariano Galarza actuó en la segunda línea. Martín Landajo estuvo en el banco.

Un trámite de All Blacks ante Namibia

Nueva Zelanda cumplió el trámite ante la débil Namibia, a la que aplastó en el Estadio Olímpico de Londres (58-14). Arrancó con un equipo suplente, con doce cambios respecto al conjunto que había derrotado a Argentina en el debut por 26-16.
Namibia, que tiene el récord de la mayor derrota en la historia de los mundiales (142-0 contra Australia en 2003), sorprendió a los neozelandeses con un try, apoyado por el centro Johan Deysel.
 El apertura Beauden Barrett, con 18 puntos (un try, cinco conversiones y un penal), fue el máximo anotador neocelandés, en un duelo en el que los wings Nehe Milner-Skudder y Julian Savea se destacaron con dos tries cada uno.
La diferencia de potencial hizo que cada vez que los namibios avanzaron, el público expresara su apoyo al equipo africano.
Con nueve tries logrados, los All Blacks superaron la cifra de cuatro que les otorga un punto bonus ofensivo.
 

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS